Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ELECCIONES 2008 | Precampaña electoral

Internet renueva el activismo político

Los mensajes de "pásalo" se han convertido en una estrategia institucional tanto en el móvil como en la Red

"Es imprescindible que te crees una relación de correos electrónicos y teléfonos móviles de todas aquellas personas a las que vayas a trasladar información sobre nuestras campañas electorales. Genera una relación de confianza, manteniendo un tono amable y positivo destinado a convencer. No incluir en la lista a personas reconocidas como contrarias. Podrían entenderlo como una agresión. El perfil idóneo es el de simpatizantes o indecisos". Son algunas consignas de la Guía de cibervoluntarios progresistas, un pequeño manual para que los afines al PSOE difundan sus ideas por la Red. Es también un ejemplo de una nueva característica de la cibercampaña, que tiene elementos desconocidos en anteriores elecciones generales. Internet ya no sólo informa; convierte a los simpatizantes en activistas que propagan el mensaje por todos los rincones de la Red.

El PP gana la batalla en Facebook y Youtube, con más amigos y visitas

Llamar la atención del público joven es uno de los objetivos de la 'cibercampaña'

El PSOE tiene unos 50.000 cibervoluntarios. El PP, en una experiencia que ha puesto en marcha algo más tarde, más de 1.000. Además, están las redes sociales, donde los populares tienen más visitas y simpatizantes. Los mensajes de "pásalo" se han convertido en una forma institucional de campaña, tanto por teléfono móvil como por Internet. Lo explica José Luis Ayllón, secretario de comunicación del PP: "Se ha abandonado la idea de montar una sede en la Red. Ahora montamos sucursales en las páginas donde se mueve la gente para estar presentes". En opinión de su homólogo en el PSOE, Óscar López, estos sistemas reinventan la política de base y propician que "mucha gente a la que no le gusta la fórmula tradicional se incorpore a hacer actividades desde su casa". La Red social Facebook, la página de vídeos Youtube, la de fotos Flickr y la realidad virtual Second Life son cuatro escenarios ineludibles para los principales partidos, que también intentan añadir cada vez más novedades a sus páginas institucionales.

Las diferencias entre los partidos son visibles. La página del PP (www.pp.es) está más volcada en la campaña que la del PSOE (www.psoe.es). Desde hace semanas han sustituido su portada habitual por una gran foto de Rajoy, unos enormes enlaces a los principales proyectos de campaña y un reloj con una cuenta atrás. Cuando se ponga a cero "subirán las pensiones" o se "combatirá la inmigración ilegal". Y se pondrá a cero a las 20.00 del 9 de marzo, cuando hayan cerrado los colegios electorales. La página de inicio de los socialistas es la habitual, llena de noticias del partido y con un enlace a la página de campaña: www.lamiradapositiva.es. Algo parecido sucede con IU, que enlaza con la página del candidato: www.gasparllamazares.es.

¿Pero es Internet tan masivo como para decantar unas elecciones? "La respuesta más científica la da el CIS. La Red está todavía por detrás de la televisión, prensa y radio, pero es el medio que más crece y consultado por muchísimos jóvenes, un sector importantísimo", contesta Óscar López.

Una de las claves es llamar la atención. IU se inventó con este objetivo a Gaspi, un álter ego de Gaspar Llamazares, un dibujo animado "más ácido y con más mala leche" que el candidato real, que trata de solucionar los "problemas que importan".

El PP también innova. Cientos de españoles recibieron hace dos semanas una llamada de Rajoy. Era una campaña de promoción desde su página web, en la que propone a los simpatizantes que elaboren un anuncio electoral para emitirlo en TVE. La llamada de Rajoy duró apenas 72 horas, el tiempo suficiente para que se le gastara el saldo, los 20.000 euros que los populares tenían presupuestados.

En el PSOE aseguran ser los pioneros en todas las redes sociales y anuncian una más: "Dentro de poco estaremos presentes con publicidad en el Messenger -una herramienta para chatear en tiempo real-". Su mayor apuesta es PSOE televisión, donde se pueden ver vídeos como el de los artistas pro Zapatero.

El principal método de difusión de vídeos es otro: Youtube. Un canal electoral agrupa los de todos los partidos. La tele del PP es líder de audiencia, con más de 146.000 reproducciones de sus vídeos, por las 90.000 del PSOE y las algo más de 10.000 de IU. También es Youtube una de las principales herramientas de los nacionalistas. Allí tiene una gran presencia CiU y el BNG, con 20.000 vídeos vistos.

La batalla del Facebook, una Red social que conecta a amigos y conocidos, también la ganan los populares. Rajoy tiene más de 5.000 ciberamigos y en su sitio han publicado más de 800 comentarios; algunos de crítica, sobre todo cuando dejó fuera de las listas a Gallardón; otros de sugerencias, como el que le pide guardarraíles seguros y, la mayoría, de ánimo. El grupo de Facebook de Zapatero se queda en los 1.500 miembros y algo más de 200 comentarios.

Pero su presencia en estas redes es artificial. Excepto el cabeza de lista de CiU, Duran Lleida, quien tiene un blog actualizado, todo se ve enlatado. Cualquiera que visite la página de un particular y la compare con la de los candidatos nota que el político probablemente ni siquiera sepa utilizarla. La vida en estos sitios, las visitas, y los comentarios las aportan los internautas, los activistas, ya sea guiados por consignas de cómo hacer calar los mensajes o sin ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 2008