Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:24ª jornada de Liga

El Levante se da un homenaje

El colista remonta en una segunda parte apoteósica el gol del osasunista Monreal

El Levante se resiste a su destino casi asegurado en Segunda. Ayer remontó a Osasuna y logró su segunda victoria en los cuatro últimos encuentros. Semejante bonanza no sucedía desde mediados de noviembre. El equipo que dirige De Biasi se repuso al bofetón inicial. Los de Ziganda, que repitió el once inicial por primera vez en la Liga en dos temporadas, no pudo con la fortaleza de un conjunto de jugadores unidos por la necesidad. En ese ambiente de hermandad, el Ayuntamiento se ha comprometido a evitar que el club termine en Segunda B, asfixiado por las deudas.

Cuando Osasuna llegaba, aplicaba la pizca de coherencia a su contraataque que les falta a los granota. Los chicos de Ziganda hacían rodar el esférico, hasta que encontraban el momento preciso de poner el punto final a la jugada. Juanfran y Vela mimaban el balón. Puñal y los desmarques de Plasil inquietaban constantemente a la grada, preparada para lo peor.

LEVANTE 2 - OSASUNA 1

Levante: Kujovic; Manolo, Álvaro, Serrano, D. Castedo; Juanma (J. Fuego, m. 84), Miguel Ángel, Berson, Courtois (Pedro León, m. 61); Riga y Geijo (Armando, m. 78). No utilizados: Reina; Rubiales, Saúl e Iborra.

Osasuna: Ricardo; Azpilicueta, Cruchaga, Josetxo, Monreal; Juanfran (Portillo, m. 79), Puñal, J. García, Vela; Plasil (Delporte, m. 72) y Dady (Kike Sola, m. 63). No utilizados: Elia; Izquierdo, Héctor Font y Astudillo.

Goles: 0-1. M. 20. Monreal, de libre directo. 1-1. M. 55. Álvaro, de cabeza. 2-1. M. 58. Contragolpe que culmina Geijo.

Árbitro: Rodríguez Santiago. Amonestó a Josetxo, Serrano, Vela, Puñal, Álvaro, Pedro León y Miguel Ángel.

Unos 8.500 espectadores en el estadio Ciutat de Valencia.

Ese momento llegó, y mató Monreal, de falta, las esperanzas del Levante. Ocurrió sólo un par de minutos después de que Rodríguez Santiago no viera penalti en un derribo a Geijo en el área. El jugador ni siquiera protestó la jugada. Así estaban los ánimos del colista.

Pero llegó Álvaro. Otra vez Álvaro. Otra vez con la cabeza. Y eso que el central amagó con marcharse al Newcastle. De Biasi lo cree su mejor jugador. Y lo es. El Levante tomó impulso. Volvió a creer. Y tres minutos más tarde Berson salió con la pelota atada al pie de su propio campo, Juanma arrancó veloz y cedió los honores a Geijo, que marcó tras un magnífico control. Una jugada, al primer toque, como no se ha visto en el campo en toda la temporada.

Estalló la emoción. Y pudo más la voluntad que la calidad de los 22 jugadores que había sobre el césped. Aunque al final Monreal casi aguó la fiesta local con un remate al larguero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 2008