Entrevista:MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE | Actor

"La vida es un orgasmo para mí"

Pregunta. ¿Sin tetas no hay paraíso?

Respuesta. El paraíso está en otro sitio. En este momento ruedo una película cerca de Nápoles, y el paraíso está en las pequeñísimas cosas de un pueblo.

P. La serie tiene casi cuatro millones de espectadores: ¿España es muy viciosa?

R. Es posible, sí. Pero por esa regla de tres nos vería España entera.

P. ¿Se la aconsejaría a sus hipotéticos hijos adolescentes?

R. Sí, y la intentaría ver con ellos para poder explicarles alguna cosa. Pero tendrían que verla entera, para entender cuál es la denuncia de la serie y dónde están los valores reales de la vida.

P. Pues para cuando la vieran entera, ya se habrían puesto de coca hasta la bandera.

R. Bueno, sí [Carcajada].

P. Iba para tenista profesional y se quedó en narcotraficante mafioso. ¿Más rentable?

R. Es que [canta]: La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida...

P. ¿Sus estudios de fisioterapia le ayudan a estrangular mejor?

R. No. Pero para el contacto directo con un compañero vienen bien. Uno de los ejercicios básicos de interpretación son los masajes de relajación.

P. "He trabajado buscando mi lado más mafioso". ¿Qué lo aprendió, en el colegio?

R. Con la gente con la que me he relacionado en la vida. Tengo ese lado de querer coger el toro por los cuernos.

P. ¿Qué le falta para llegar a El Padrino?

R. Pues lograr que todos mis amigos consigan lo que ellos quieren, que estoy en ello, y aprender a cocinar comida italiana.

P. ¿Prefiere la extorsión, la droga o la vendetta?

R. Prefiero alimentarme de las drogas naturales de la vida.

P. Los colombianos le traen una partida de cocaína. ¿De quién se fiaría más para colocarla: de Rajoy o de Zapatero?

R. De ninguno. Les diría: es mejor que no se la dejéis a un político. Me fiaría más de cualquier campesino de Nápoles.

P. ¿Va de yogurín o se cree un pedazo de actor?

R. Hombre, yo qué le voy a decir. El físico es importante, pero el arte tiene que estar por delante.

P. Fue Míster Castellón: no me diga más.

R. Pues fue una experiencia bonita. Tenía 18 años, fue muy divertido y conocí a amigos que ahora mismo son como hermanos.

P. Castellonense, y le gustan los líos ilegales. ¿Es amiguito de Carlos Fabra?

R. Le conozco porque es el presidente del club de tenis donde me crié.

P. En teatro ha hecho: Noches de amor efímero, Porno y Verdadero Oeste. ¿De qué es más partidario?

R. Un poco de las tres cosas. Las que más me han aportado son las noches de amor efímero.

P. "Cuanta menos ropa llevas, más desnudo te sientes". ¿Le ha costado llegar a esta conclusión?

R. Ja, ja, ja. Es que a mayor desnudez te faltan cosas a las que cogerte. De pronto eres tú con toda tu naturaleza, y probablemente es cuando más desnuda está el alma.

P. A usted, desnudo, le falta dónde agarrarse.

R. Sí.

P. Le gustan "el buen rollito y la ilusión". ¿No se pasa de cursi?

R. Pues claro que me gusta el buen rollo. Y la ilusión es uno de los pilares con los que yo vivo. Ilusión por lo que hago y por los sueños. Es lo que me hace levantarme y que cada día sea un orgasmo.

P. Su vida es un orgasmo.

R. Yo estoy o muy arriba o muy abajo. Lo vivo todo con muchísima intensidad. Sí, la vida es un orgasmo para mí. Siento que tengo una flor en el culo porque tengo la posibilidad de tener un sueño en la mano.

P. ¿Cuáles son sus paraísos?

R. La isla de Santorini, en Grecia, y la familia. La de sangre y la que construyes en la vida.

P. ¿Y en sus paraísos siempre hay tetas?

R. ¿A qué se refiere con esa pregunta?

P. A la serie. ¿O está usted haciendo Hamlet?

R. Mi paraíso está en la gente que me rodea. Unas tienen tetas y otros, pelos en las tetas.

P. Abrí su web y soy la visitante 215.796. Tampoco es para tanto.

R. A mí me parece una salvajada.

P. ¿Cree que es el caprichito de las nenas?

R. Que lo digan ellas.

P. Llegó a ganarse la vida dando masajes a sus amigos. ¿Puedo llamarle cuando la contractura apriete?

R. Puede llamarme.

P. Es más: conozco a varias que incluso sin contractura.

R. [Risas] Déles mi teléfono.

Miguel Ángel Silvestre, <i>El Duque</i>, en televisión, entrenando para mafioso y asesino.
Miguel Ángel Silvestre, <i>El Duque</i>, en televisión, entrenando para mafioso y asesino.CLAUDIO ÁLVAREZ

Perfil

Tiene 25 años, tres películas sin estrenar y protagoniza en Tele 5 la serie

Sin tetas no hay paraíso,

donde es El Duque, un narco malo y asesino. Practica el boxeo, juega al tenis y dice que es hiperactivo e impaciente. A la pregunta de qué le gusta hacer cuando no trabaja responde así de clarito: "Cocinar, practicar deporte y follar". Y añade: "Cocinar para alguien es el mejor regalo que puedes hacerle". Su especialidad, paellas y tartas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de febrero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50