Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los agricultores reclaman una ley que controle los precios finales de los productos

Unió de Pagesos (UP), el sindicato mayoritario del campo catalán, reclama una nueva Ley de Comercio Agroalimentario que garantice la transparencia y la estabilidad de los precios de los alimentos, tanto para el productor como para el consumidor, ante la cada vez mayor concentración de la distribución, lo cual limita la competencia. Esta norma sería, según los agricultores, una forma de responder ante el encarecimiento de los alimentos.

Unos 400 delegados lo han estado debatiendo en los últimos días en el marco del décimo Congreso de UP en Les Borges Blanques (Garrigues), que finaliza hoy bajo el lema Fem aliments, fem territori, fem país. El valor de la nostra lluita.

Otras medidas planteadas en el congreso consisten en establecer mecanismos para afrontar las crisis de precios; difundir la cultura agroalimentaria a la ciudadanía; extender la producción con distintivos de calidad y origen y poner en valor las garantías de calidad y ambientales de la producción agraria catalana.

El coordinador de UP, Joan Caball, que aspira a ser reelegido en el cargo después de este congreso, criticó a la Generalitat por no haber considerado prioritaria hasta ahora la política agraria. "Los resultados son obvios", señaló Caball.

Los agricultores han participado en diferentes ponencias para sentar las bases de un espacio agroalimentario catalán basado en una relación más directa entre los agricultores y los consumidores, frente a la globalización de los mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2008