_
_
_
_
Reportaje:BMW 123D COUPÉ | PRUEBA

El deportivo más asequible de BMW

Las marcas de prestigio necesitan aumentar ventas para repartir las inversiones que exigen las nuevas tecnologías entre un mayor número de coches. Y la solución para no masificarse y perder exclusividad consiste en lanzar vehículos más pequeños y vestir una misma base mecánica (chasis, motores...) con diferentes carrocerías que cubran los gustos y necesidades de más clientes.

Con el lanzamiento de la Serie 1, BMW cumplió el primer objetivo y completa ahora la ofensiva con las versiones 3 puertas, Coupé y Cabrio. Audi ha respondido ampliando la gama A3 con un cabrio y anunciando el A1 (2009).

Aparte de una imagen seductora, el Serie 1 Coupé reúne un carácter y eficacia deportivos que exaltan el disfrute en la conducción, un equipo de seguridad a la última para evitar riesgos y soluciones vanguardistas que permiten combinar prestaciones elevadas y consumos de utilitario para reducir las emisiones. Las tarifas son altas, desde 30.727 euros, pero es el cupé menos caro de BMW y cuesta 2.000 euros más que un Serie 1 tres puertas con igual motor.

Más información
Potencia sin consumo

Cupé de bolsillo con cuatro plazas

Este cupé de bolsillo condensa la calidad y el estilo de BMW en un formato más pequeño y accesible. Mide 4,36 metros de largo, 16 centímetros más que un Golf, pero presenta una línea muy atractiva que entra por los ojos.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

El frontal recoge el estilo de la marca, con su inconfundible parrilla, los faros dobles y un parachoques con grandes entradas de aire en la base. El lateral realza la deportividad acentuando los nervios que recorren las puertas y, sobre todo, con el trazo descendente del techo, que define la línea de los cupés. La zaga corta y con el borde del capó sobresaliendo por atrás completa una estampa atlética, deportiva y aerodinámica (CX: 0.31) que busca seducir al público joven con poder adquisitivo.

Los menores tamaño y precio no afectan a la calidad y mantienen un salpicadero de diseño muy visto, pero, al igual que el resto del coche, elaborado con materiales similares a los de sus hermanos. Los acabados y ajustes están a la misma altura y conforman un interior elegante y bien presentado. Sin embargo, la mejor baza práctica de este cupé son sus cuatro plazas, que le permiten cumplir como coche único, aunque con algunas carencias frente a los familiares de su tamaño (Golf, León...). Delante tiene unos asientos cómodos y envolventes, y atrás puede alojar a dos adultos, al menos si miden menos de 1,80 metros, si no, se toca en el techo y el espacio para las piernas es justo. Pero aporta un maletero generoso (370 litros) y, como a todos los BMW, le faltan huecos (ver página 15).

Por lo demás, está bien aislado, su suspensión deportiva no penaliza en exceso el confort y permite hacer viajes largos sin cansar, disfrutando una conducción impecable en eficacia y seguridad.

Tres motores muy potentes

El Serie 1 Coupé tiene tres versiones muy rápidas: un potente 135i de gasolina (306 CV) y los 120d y 123d (177 y 204 CV) en diésel. Llevan cambio manual de seis mar

chas, y el 120d se ofrece también con un automático de seis. Y vienen de serie con el kit ecológico Efficient Dynamics, que incluye avances como el Start&Stop (para el motor en los atascos para no contaminar), recuperación de la energía de los frenos para alimentar accesorios y otras mejoras de detalle. El equipo de serie es sólo correcto: seis

airbags, ABS, ESP, sensor de presión de ruedas, climatizador, radio-CD, ordenador de viaje y lo normal. Pero muestra carencias impropias de su precio, como los sensores de lluvia y faros (133 euros), control de velocidad (301) o volante con mandos integrados (174), que son opcionales.

Conclusión

El 123d Coupé condensa la calidad de BMW y las mejores soluciones ecológicas en un deportivo sugerente con cuatro plazas y un buen maletero. Aporta un diésel muy potente que gasta muy poco y un comportamiento impecable y seguro. Y aunque es caro, lo justifica con su mecánica y tecnología.

Aparte del frontal, que mantiene el sello inconfundible de BMW, las aletas y los nervios resaltados que recorren las puertas por arriba y por abajo definen la imagen deportiva y elegante del Serie 1 Coupé.
Aparte del frontal, que mantiene el sello inconfundible de BMW, las aletas y los nervios resaltados que recorren las puertas por arriba y por abajo definen la imagen deportiva y elegante del Serie 1 Coupé.CÉSAR LUCAS ABREU

UN CAPRICHO PRÁCTICO

Las carrocerías cupés seducen por su línea, pero suelen ser poco prácticas en el uso diario. Sin embargo, el Serie 1 completa su atractivo estético con una buena funcionalidad. El diseño mantiene el estilo y la calidad de acabados y ajustes de BMW, con el salpicadero de siempre, que empieza a estar muy visto, y todos los mandos ordenados y presentados con discreción. Ahora añade el botón de arranque a la derecha del volante y la pantalla del navegador integrada encima de la consola central. Y los asientos delanteros están bien resueltos: aunque se va sentado bajo, son cómodos y ofrecen una buena sujeción lateral, como se espera de un deportivo. En cambio, faltan huecos para dejar cosas: las bandejas de las puertas son pequeñas y la zona del cambio está desaprovechada y sólo incluye un posavasos y un cofre interior en el apoyabrazos central.La banqueta trasera viene configurada con dos plazas separadas en el centro por una repisa para objetos. No se va sentado de forma muy natural, pero sirven para el día a día y los viajes, al menos si no se mide más de 1,80 metros: tiene un espacio justo para las piernas y se toca en el techo.En la zaga destaca el extractor inferior de plástico, que mejora la estabilidad a alta velocidad, y el resalte del borde del capó.

NO HAY ALTERNATIVAS

El 123d Coupé no tiene rivales similares en el mercado, porque la mayoría de los cupés son más grandes o no disponen de motores turbodiésel tan potentes, pero puede ser una alternativa a los familiares compactos más exclusivos. Cuesta 4.000 euros más que el Audi A3, pero ofrece prestaciones superiores y gasta menos, gracias al equipo Efficient Dynamics, que para el motor en los atascos. Y su equipo de serie es similar. Otra alternativa es el Alfa Coupé GT, que tiene cinco plazas y un buen maletero. Sale 1.600 euros más barato con tapicería de cuero, pero corre menos. Los demás cupés son más grandes o caros. El Sportcoupé cuesta 600 euros más y la diferencia con el 407 V6 HDi sube a 4.500. El Mercedes es menos potente, y el Peugeot viene mejor equipado: cambio automático, sensor trasero de aparcamiento, faros de xenón y cargador de CD.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_