Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"La moda de hoy es Zara"

Pierre Bergé, cofundador de Yves Saint Laurent, señala el fin de la alta costura

El Rey ha muerto. ¡Viva el Rey! O lo que es lo mismo en la versión castellana, a rey muerto, rey puesto. Consciente de estar en la cuna del reino Inditex, el cofundador de la casa de alta costura Yves Saint Laurent, Pierre Bergé, proclamó ayer en A Coruña, "sin nostalgia, ni remordimientos", el fin de la moda tal y como se entendió hasta la retirada en 2002 del genial creador parisiense o los tiempos ya abolidos de Channel, Dior y Ballenciagga.

La creación de alta costura "no era un arte, sino una manera de acompañar un arte de vivir y a una elite social que han desaparecido, por lo que ya no tiene razón de ser que un costurero, desde su torre de marfil, siga decidiendo o imponiendo si las faldas deben ser cortas o largas. Las mujeres hoy quieren ser libres, que nadie les dicte cómo vestir o comportarse". Y para bien o para mal, "la moda hoy es Zara", sentenció Bergé durante la presentación de la imponente y exclusiva exposición que durante tres meses reúne en A Coruña 47 de los más espectaculares modelos de Saint Laurent con obras de arte que los inspiraron, incluidas creacioens de Picasso, Braque, Matisse, Goya y Léger.

Una muestra única e "irrepetible", como lo es también el diálogo entre moda y arte que Yves Saint Laurent supo establecer y plasmar con maestría en magníficos vestidos y trajes que desde mañana se podrá ver, junto a cuadros y esculturas procedentes de los mejores museos de Europa, en la sede coruñesa de la Fundación Caixa Galicia. Recorriendo con los periodistas, ayer, las salas del acristalado edificio que acoge esta exposición, Bergé, el empresario de alta costura, mecenas y acólito inseparable de YSL, tanto del hombre como de la marca que ayudó a crear, comenta con un punto de amargura que la moda, hoy, ya no requiere ser creada por un artista.

"La verdadera creación en la moda no es recrear una fantasía de juventud o el vestido de su abuela, sino que haya un diálogo entre la moda y la calle, una complicidad entre todas las mujeres y el costurero que hoy no siempre existe" en las colecciones de los grandes desfiles, dice.

Las mujeres no se ponen los trajes que se presentan en las pasarelas "y tanto mejor". Pero, ojo, destaca Bergé, la profesión cambió y la alta costura ya no tiene razón de ser, pero la moda de hoy, aun siendo Zara el modelo triunfante, sigue teniendo el cuño y legado de YSL.

"Todas las mujeres llevan puesto algo cada día que deben a Saint Laurent; jugó un papel extremadamente importante en lo que es hoy la moda, porque primero fue Channel quien liberó a la mujer, y años después, él les dio el poder que tenían los hombres, al hacerles llevar esmóquines, trajes de pantalón chaqueta, o saharianas.

Aquello sí rezuma complicidad total entre el costurero y las mujeres. Y en la magnífica exposición que idearon para A Coruña la Fundación Pierre Bergé-Yves Saint Laurent y la de Caixa Galicia se muesta en todo su esplendor otro de las grandes innovaciones de la creación del genio parisiense. Fue único en "mezclar íntimamente todas las creaciones artísticas" al conseguir plasmar en una prenda "viva y con movimiento" el arte fijado en un cuadro o una escultura, no para emular al artista, sino para acercarlo a la gente.

Enfermo, Saint Laurent, de 71 años, ya no sale nunca de su casa pero envío ayer, junto a Bergé, una carta de agradecimiento por esta exposición que cumple el objetivo del modista y su mecenas de seguir "existiendo en el mundo". Tanto da que A Coruña sea una ciudad mediana. Si se hizo aquí esta muestra única, que requirió un colosal montaje y organización para traer modelos y cuadros que nunca habían salido de los museos que los atesoran, es porque hay, destacó Bergé, una entidad bancaria como Caixa Galicia que "dedica dinero, voluntad y talento en la cultura". "Algo admirable que hoy en Francia ya no existe". Bien lo sabe el empresario que, junto a YSL, se retiró de la moda cuando el marketing desbancó la creación en la alta costura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2008