Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su hijo por accidente en una cacería

Un joven de 25 años murió ayer por la tarde durante una batida de caza en Valdeazores (Toledo) por un disparo fortuito realizado presuntamente por su padre, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Toledo. El accidente se produjo sobre las cuatro de la tarde en un paraje de la entidad local menor de Valdeazores, perteneciente al municipio de Los Navalucillos, en las estribaciones de los Montes de Toledo.

En menos de tres meses, tres hombres han muerto y otro ha resultado herido cuando participaban en cacerías. El pasado 24 de noviembre, un cazador falleció en Tarragona alcanzado por los disparos de un compañero durante una batida en la que también estaba el padre de la víctima. Dos semanas antes, un hombre de 58 años resultó herido por un disparo fortuito en Osuna (Sevilla). Y ese mismo día, en sendos municipios de Castellón, otros dos cazadores fallecieron por el disparo de sus propias armas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de febrero de 2008