Reportaje:

El Palau de la Música apaga 100 velas

El auditorio celebra hoy su centenario con una jornada de puertas abiertas

El Palau de la Música Catalana, inaugurado el 9 de febrero de 1908, cumple hoy sus primeros cien años. Una fiesta popular dirigida por Comediants -que comenzará a las 10.30 horas, con una llamada musical delante de la fachada del Palau, en la calle de Sant Pere més Alt- será el alegre preludio de una jornada de puertas abiertas que permitirá visitar, de manera gratuita y hasta las 17.00 horas, el interior del emblemático edificio modernista de Lluís Domènech i Montaner, declarado Patrimonio de la Humanidad.

El Palau llega a su centenario mirando al futuro con una sonrisa y los mejores augurios, porque los miembros de Comediants animarán al público a dejar constancia de sus deseos para el futuro del emblemático auditorio en La mesa de los deseos, que colocarán a tal efecto en la calle. Media hora después, en la plaza del Palau (11.00 horas), tendrá lugar el acto oficial de inauguración del centenario, al que está previsto que asistan el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.

Comediants organiza una fiesta popular con una 'mesa de los deseos'

Tal día como hoy, hace exactamente un siglo, los impulsores del Orfeó Català -Joaquim Cabot, Amadeu Vives y Lluís Millet, y el arquitecto Domènech i Montaner- vieron inaugurada su suntuosa sala de conciertos, construida entre 1905 y 1908 mediante una suscripción popular entre los 1.358 socios con que contaba la entidad. Un siglo después, el auditorio modernista luce un magnífico aspecto. "Uno de nuestros sueños era que el Palau estuviera hoy tal como era en su inauguración, y el sueño se ha hecho realidad tras una magnífica restauración que ha recuperado elementos y colores originales", afirma con orgullo Fèlix Millet, presidente del Orfeó Català y de la fundación del Palau, y director ejecutivo del consorcio público que gestiona la sala de conciertos. La jornada de puertas abiertas, amenizada con diversas actuaciones musicales, permitirá a los ciudadanos contemplar el flamante aspecto del centenario edificio tras la larga y minuciosa restauración, dirigida por el arquitecto Óscar Tusquets.

A lo largo del año todas las músicas sonarán en el Palau porque los conciertos son la bandera de un programa de actos de celebración en el que habrá 15 de ellos hasta el 9 de marzo de 2009. La obra escogida para el concierto inaugural, esta noche (por invitación), es el oratorio La creación, de Haydn, bajo la dirección de Adam Fischer. La primera cita abierta al público será el próximo 15 de febrero, con la Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC), y Jesús López Cobos, y con obras de Fauré, Montsalvatge y Brotons.

La oferta clásica, en la que se echa en falta el estreno de una obra de encargo con motivo del centenario, incluye obras de gancho popular, como la cantata Carmina Burana, de Orff, con la Sinfónica de Bilbao y los coros del Palau dirigidos por Juan José Mena, y la zarzuela Doña Francisquita, de Vives, bajo la batuta de José Ramón Encinar, con María Bayo, José Bros y la Orquesta de la Comunidad de Madrid.

Además, la presencia de Raimon, Joan Manuel Serrat, el trío de Path Metheny junto al cantaor Enrique Morente, el legendario Ravi Shankar con su hija Anousha, y Bobby McFerrin, que actuará con el Orfeó Català, dan buena prueba del eclecticismo del programa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS