Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Espectadores al escenario

San Salvador del Valle opina que la implicación activa en el teatro aumentará el público de las artes escénicas

El gasto en cultura crece, pero no beneficia en la misma proporción a las artes escénicas. ¿Qué tipo de teatro hay que hacer para atraer a la audiencia? "El ciudadano va al teatro a sentir, y debe pensar que el teatro es importante", dice Roberto San Salvador del Valle (Bilbao, 1964), profesor del Instituto de Estudios de Ocio de la Universidad de Deusto. San Salvador del Valle transmitió ayer a los profesionales que asisten en Bilbao a Escenium, el foro de las artes escénicas, que para conseguir que la gente pase por la taquilla debe "aprender a disfrutrar" de los espectáculos, formándose como hace en otras actividades profesionales y de entretenimiento. Pero, además de seguir un proceso de aprendizaje y de valorizar las artes escénicas, defiende que "los ciudadanos hagan teatro". "La persona que hace teatro, aunque sea aficionado, cumple el objetivo de vivir la experiencia del teatro y es más receptivo a valorar y reconocer el mérito de lo que hacen otros", explica. "Es un aspecto que se ha descuidado mucho. Hemos dejado todo en manos de la escuela".

Cree este experto que a las artes escénicas le quedan una larga vida. "El teatro en el futuro será creatividad, expresión y escenario. El resto no sé si será abrir un archivo en un ordenador de tres dimensiones o lo llevaremos en el móvil, pero seguiremos entrando en un espacio que se llamará teatro", dice. Defiende, además, que las artes escénicas siguen captando a la audiencia porque proveen de un espacio de expresión y emociones. "El formato básico del teatro no ha cambiado porque se quedó fuera de la revolución industrial", recuerda. "Ahora las artes escenicas tienen una gran oportunidad de volver a la centralidad porque junto al producto se quiere vender experiencia".

El teatro se ha quedado a salvo de los peligros de copias ilegales que acechan a otras expresiones artísticas. "La propiedad intelectual está protegida en las artes escénicas, pero los derechos de autor que generan son más pequeños. Su capacidad económica ha quedado reducida", añade el experto. "El teatro tendrá que ver que hay que dialogar con las tecnologías y el soporte digital".

Las mujeres, las personas de edad adulta, de clase media y media-alta y con estudios superiores son mayoría en el público que asiste a los espectáculos teatrales. San Salvador del Valle cree que actualmente la oferta no tiene en cuenta la diversificación social y que productoras y programadores mantienen una visión reduccionista de la audiencia. "El teatro no atrae a las minorías", dice. "Para conseguir nuevos públicos hay que conocer sus motivaciones y sus valores en las prácticas culturales, y eso", lamenta, " no está investigado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 2008