Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JAMES EHNES | Violinista solista

"La música tiene la habilidad de mejorar nuestras vidas"

El violinista solista James Ehnes (Brandon, Canadá, 1976) acompaña esta semana por primera vez a la Orquesta Sinfónica de Euskadi. Tras el concierto ofrecido ayer en Pamplona, el joven músico interpretará esta tarde y mañana (20.00) en el Auditorio Kursaal de San Sebastián el Concierto para violín y orquesta de Erich Wolfgang Korngold, una pieza nueva en el repertorio de la formación vasca.

Pregunta. ¿Qué tal se han acoplado la Sinfónica de Euskadi y usted?

Respuesta. Es una orquesta muy cálida, que te acoge muy bien. La obra que tocamos es difícil y requiere una implicación que se ha conseguido. Además, tocar una pieza con una formación que no lo había hecho antes me aporta un grado de excitación e interés muy alto.

"Si logro que mis oyentes se sientan mejor, creo que he hecho algo bueno"

P. Está nominado a los Grammy por la grabación de los conciertos para violín de Korngold, Barber y Walton. ¿Qué le supone esta nominación?

R. Me siento muy orgulloso al pensar que esta nominación por la grabación de unas obras no muy conocidas puede atraer a nuevos oyentes.

P. The Times ha dicho que ha aparecido en escena para convertirse en "uno de los grandes de la música clásica".

R. Me gustan estas críticas y son buenas para mi carrera, pero yo sé cúando toco bien y cuándo mal. Yo soy mi mejor crítico y mi mejor admirador.

P. Toca un Stradivarius de 1715, una obra de arte en sí mismo. ¿Impresiona?

R. Lo hace especial su sonido. Hay veces que tienes un violín con el que estás realizando un esfuerzo del 100% y el sonido que sale es del 75%. Eso es muy frustrante. Sin embargo, la potencia de este violín no tiene límites. Me permite hacer lo que quiero. Cuando lo estoy tocando no pienso en su valor, pero cuando me lo quito del hombro, lo limpio y lo meto en la caja, digo: "Dios mío, qué tengo entre manos".

P. ¿Cuando está sobre el escenario, qué pretende provocar en sus oyentes?

R. La música tiene la habilidad de mejorar nuestras vidas. Si consigo que esas personas se sientan al final de cada concierto un poco mejor que al principio, creo que he hecho algo importante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 2008