Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El móvil imparable

El teléfono móvil sigue teniendo más futuro que pasado. Año tras año, el aparato se hace más imprescindible porque va incorporando funciones nunca imaginadas. Operadoras, fabricantes y empresas de servicios y contenidos ligan su bonanza económica a la fuerza incontenible del móvil

El contador de la página GSM World crece cada segundo. Casi 2.700 millones de personas disponen de un teléfono móvil. En España el grado de penetración de la telefonía móvil supera el 110%.

El pasado año se vendieron 1.200 millones de móviles en todo el mundo y en 2008 se prevé vender 100 millones más. Si hay crisis, parece que no será en el sector de la telefonía móvil, que desde el próximo lunes se cita en Barcelona para la feria anual MWC.

El invento del siglo XXI afronta este año con un objetivo claro: convertirse en una fuente de acceso a Internet. El móvil sirve para hablar a disntancia, pero las empresas lo defienden también como un aparato para conectarse a Internet y mil (sin exagerar) cosas más. De transmitir voz, a transmitir datos.

De momento, la voz y los mensajes cortos constituyen la principal fuente de ingresos de las operadoras. Sin embargo, el número de abonados con acceso a servicios de banda ancha está creciendo rápidamente gracias a las redes de tercera generación, según la asociación GSM, y sobre todo a la bajada de precios.

"En Corea, nuestros clientes usan la tecnología HSPA (High Speed Packet Access) para ver películas, descargarse música, jugar y acceder a otras formas de entretenimiento", afirma Won-Jin Park, vicepresidente de desarrollo de negocio de KTF. En sólo siete meses esta empresa de comunicaciones coreana logró dos millones de clientes 3G, la gran mayoría con aparatos HSPA.

Japón y Corea llevan años de ventaja a Europa en el aprovechamiento del móvil, mientras que Estados Unidos lleva años de retraso respecto a Europa.

"El crecimiento del tráfico de datos es evidente en los resultados financieros de las operadoras. En Vodafone, por ejemplo, los ingresos por este apartado crecieron el 48,8% en los últimos seis meses respecto al año anterior, hasta superar los 1.000 millones de libras. Telefónica y Orange tienen subidas similares", explica Rob Conway, responsable de la asociación GSM, que organiza el congreso.

En España, más de la mitad de la población declara haber navegado por Internet, pero muy pocos con el móvil. El dato esperanzador es que la mayoría se abonó a esta posibilidad en el último medio año, gracias a la guerra de tarifas.

Al margen de las facturas de voz, los españoles gastamos 13.400 millones de euros en servicios de móvil. "De todos los ingresos de servicios de datos de las operadoras, la mitad ya vienen de servicios que requieren Internet en el móvil", explica Jesús Redondo, director de desarrollo de servicios de Orange.

Sin embargo, hasta ahora el despegue del Internet en el móvil ha tenido frenos, como tarifas poco claras y falta de velocidad.

Si operadoras y fabricantes quieren que el consumidor vea la tele en el móvil o vaya enganchado a Internet, unos deben bajar tarifas y otros vender modelos baratos y con pantalla grande. Parece que, finalmente, la industria ha entendido que deberá adaptarse al consumidor y no al revés.

"Estamos en un punto de inflexión. Es una necesidad evidente y ahora se dan las condiciones. La red 3G está preparada y también los terminales, además hemos lanzado una tarifa plana de Internet en el móvil", afirma Blanca Echaniz, directora de Mobile Internet de Vodafone.

Acceder a Internet es sólo cruzar el umbral para encontrar un amplio abanico de servicios de entretenimiento que esperan convertirse en productos masivos, como la televisión. "Estamos viendo un aumento del número de clientes y un uso cada vez mayor", afirma Carlos Fernández Casares, de Telefónica.

Los terminales son un factor clave. Según las expectativas de la consultora Gartner, el 54% de los teléfonos vendidos en 2011 dispondrán de radio FM, las tres cuartas partes contarán con reproductor de música y casi el 10% con televisión.

"La introducción del iPhone en Norteamérica y en Europa forzará a los fabricantes de móviles a desarrollar interfaces con un uso más intuitivo", asegura Gartner.

Echaniz hace un repaso de cómo están funcionando en la actualidad algunos de los productos de entretenimiento más importantes del portal Vodafone Live! Tiene unos 150.000 abonados mensuales en los dos paquetes de televisión que ofrecen. ¿Qué es lo que más funciona? Las series, los canales infantiles y el contenido para adultos. En juegos, por ejemplo, el público es muy fiel, y los ingresos medios muy altos. Lo que marca las compras son los nuevos títulos.

El 25% de los clientes de Yoigo utilizan mensualmente su conexión a Internet y al menos el 10% de estos usuarios también se conectan diariamente. Los servicios más utilizados son la navegación WAP (a través del portal SurfPort de Yoigo), la consulta de correo electrónico y la conexión de empresa.

Todos los operadores coinciden en que la música es un fenómeno excepcional. Pese a que España es uno de los países con más piratería musical, los españoles pagan las canciones cuando se trata de comprarlas a través del móvil. "Los grandes éxitos de la radio son siempre los que tienen más descargas en el móvil", afirma Echaniz. Por ejemplo, Orange España es la que más ingresa por música de todo el grupo. Según Juniper Research, el mercado musical por suscripción alcanzará los 3.300 millones de dólares en cinco años, eclipsando los ingresos por compra musical original.

En opinión de Jesús Redondo, director de desarrollo de servicios de Orange, lo que más ha costado ha sido la navegación, es decir, acceder a las páginas y leerlas en los móviles. "La navegación ha necesitado su tiempo porque los terminales no estaban preparados y, por tanto, no había motivación para adaptar los contenidos", subraya. Ahora todos los grandes tienen versiones móviles de sus portales de Internet. "Lo que se está viendo es que no es lo mismo un PC que un móvil y que la gente hace cosas con el móvil que no hace con el ordenador".

Los MMS no se disparan

Los mensajes multimedia corresponden a la categoría de expectativas no cumplidas. El 45% de la gente reconoce enviar un SMS con frecuencia semanal; sin embargo, sólo el 2,6% envía MMS. "Mientras que los mensajes cortos SMS resuelven un problema de comunicación, los mensajes multimedia son más bien para los momentos de ocio. Hemos detectado picos de SMS de lunes a viernes y valles de fin de semana, mientras que con los MMS sucede lo contrario", afirma Redondo.

La televisión es otra de las expectativas. La consultora Gartner no ve claro el futuro de la televisión y señala algunas de las limitaciones de este servicio, como la fragmentación del mercado, la falta de contenido y el precio del servicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de febrero de 2008