Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EDUARDO ZAPLANA | Portavoz del Grupo Popular y número 4 por Madrid

"En 2004 nadie daba un duro por nosotros, y aquí estamos"

Fue alcalde de Benidorm, presidente de la Generalitat valenciana, ministro de Trabajo, portavoz durante la crisis del 11-M. Ha sido, junto a Acebes, la voz de la oposición más dura. Ahora sólo espera que el éxito electoral le dé la razón.

Formalmente, es el número tres de su partido. Como tal ha ejercido durante los cuatro largos años de oposición. Sin embargo, Eduardo Zaplana (Cartagena, 51 años) ha sido relegado hasta el puesto cuatro de la lista de Madrid porque su sucesor al frente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, le ha vetado como cabeza de lista por Valencia, su plaza natural. Él, un superviviente de la política, no parece dispuesto a rendirse y reivindica la oposición dura realizada. Incluso si el PP pierde, Zaplana cree que logrará, como hizo su álter ego Alfredo Pérez Rubalcaba tras la crisis del PSOE, mantenerse a flote.

Pregunta. ¿Cree usted que el PP ha hecho los deberes estos cuatro años? ¿Por qué merecen ganar?

"La primera línea desgasta, pero Acebes y yo hemos hecho nuestro papel"

"No hay más sucesor de Rajoy que Rajoy. Aguirre hace lo que puede para que gane"

"Digamos que no me habría importado ir por Valencia. Rajoy quiso hacer lo mejor"

Respuesta. Hemos sabido controlar al Gobierno, denunciar sus errores y presentar alternativas. Al final, el juicio ciudadano no se equivoca. Si podemos ganar será porque lo hemos hecho bien.

P. ¿Qué tiene el PP que no tenga el PSOE?

R. Un partido tremendamente unido que ha sabido enfrentar las dificultades. Que en una legislatura muy compleja ha sabido estar a la altura y resistir las presiones.

P. ¿De quién?

R. Mediáticas, sociales, de todo tipo. A los partidos de la oposición se les valora con más crudeza. Cuando estás en el Gobierno, la gente considera que todo lo haces con un sentido. Eso no se le reconoce a nadie en la oposición, siempre creen que te equivocas. Pasó con Felipe González, con Aznar y con Zapatero. Mantenerse en la posición a pesar de las críticas es una de las claves para que estemos en condiciones de volver a gobernar.

P. ¿Les viene bien que en plena campaña la iglesia pida el voto contra el PSOE?

R. No he visto que pidan el voto contra nadie y no nos viene ni bien ni mal. Es habitual. Muy mal tiene que estar el PSOE para tener que agarrarse a estas cosas. Yo lo veo lógico, pasa en todas las elecciones.

P. ¿El PP cumple los requisitos que plantea la iglesia a sus fieles?

R. Me imagino que cumpliremos más que algunos y menos que otros. Desde luego la posición del PSOE en la negociación con ETA le parece mal a la Iglesia y a la mayoría de la sociedad española. No me molesta que UGT pida el voto para el PSOE, ni CC OO que lo ha hecho otras veces, ni tantos otros. Ni que el PSOE sacara a pasear las declaraciones del Papa cuando condenó la guerra de Irak. Entonces, ellos y otros aplaudieron que la Iglesia hablara en elecciones.

P. La Iglesia habla de la negociación con ETA ¿Qué diferencia hay con la tregua de Aznar?

R. Toda. Cuando se declara una tregua, cualquier Gobierno debe explorar si hay voluntad inequívoca de abandonar las armas, pero pasar de ahí sin ninguna garantía, y lo que es peor, mintiendo al Parlamento, es un gravísimo error que debería tener consecuencias.

P. ¿Pasar de ahí es hablar de política con ETA?

R. Sí, claro. Y mentir.

P. Le leemos el acta, no desmentida, de la reunión del Gobierno de Aznar con ETA. Dice el representante de Aznar: "El tema de Navarra o la modificación de Estatutos no está entre los poderes del presidente. No obstante, el Gobierno no impedirá un debate dentro de las instituciones". ¿Esto no es hablar de política con ETA?

R. Yo no valido ningún acta. Cuando comprobaron que no querían dejar las armas, los representantes del Gobierno se levantaron y se fueron.

P. Pactaron una segunda reunión, lo dice el acta.

R. El Gobierno no prosiguió los contactos cuando vio que era imposible que los terroristas se apartaran de lo que llaman la lucha armada. Aquello se truncó.

P. ¿Pero eso de "el Gobierno no impedirá un debate" es hablar de política o ciencia ficción?

R. El Gobierno escucha unas posiciones, se levanta y se va. Yo no entiendo por qué nos tenemos que empeñar para justificar la actuación del Gobierno en contaminar las actuaciones anteriores, del PP o de otros. Por primera vez se ha mentido a la sociedad.

P. ¿No tendría más legitimidad su crítica si dijera, como en su día María San Gil, que Aznar se equivocó negociando con ETA y acercando presos, y a partir de ahí criticar a Zapatero?

R. En toda obra humana hay errores, pero insisto en que no existe comparación entre lo que ocurrió en otras épocas y ésta. Hemos visto decir que Otegi era un hombre que estaba por la paz, a De Juana Chaos pasearse tan ricamente, al fiscal sugiriendo que la Justicia se debía acomodar a los tiempos y los momentos, a ANV y PCTV en las instituciones...

P. Y a Otegi en la cárcel.

R. Sí, ahora. Y ahora detenemos terroristas. Pero el Gobierno cedió y engañó a la sociedad.

P. Durante la tregua con Aznar hubo los mismos detenidos, muy poquitos.

R. ¿Cuántas veces conversó Aznar con ETA? Una vez en 13 meses. Ahora ha habido cesiones, muchísimas reuniones y engaños. No debían tener la conciencia muy tranquila.

P. ¿Echará entonces el pueblo español al PSOE por mentir como echó al PP por lo que dijo sobre el 11-M, cuando la pista de ETA se desvanecía y ustedes se empeñaban en darla como la principal línea de trabajo?

R. Yo no admito que mintiéramos. Dijimos siempre la verdad.

P. Usted y Acebes están asociados a los tonos más duros del partido. ¿Cree que eso dificulta la búsqueda de votos de centro que necesita Rajoy?

R. A Ángel y a mí nos han tocado los dos puestos de responsabilidad más expuestos. Tienes que estar todos los días valorando decisiones y polémicas. Y en esta legislatura donde se han roto los consensos básicos, lo normal es que dos personas que están en el primer plano se desgasten más. Pero a estas alturas me preocupa lo justo. A los políticos hay que juzgarlos por sus resultados. Todas las encuestas dicen que el PP puede ganar. No es un balance malo. En política hay gente que se somete al juicio electoral y otra que no. Ángel y yo nos hemos medido y siempre con éxito. ¿Usted cree que cuando yo sacaba mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana es que era una tierra muy de derechas? Siempre se ha dicho lo contrario. Son estereotipos. Hemos hecho lo que debíamos sin preocuparnos de nosotros.

P. ¿Acebes y usted van a pasar a un segundo plano en la campaña electoral?

R. Solamente tenemos un primer plano que se llama Rajoy. Ese discurso lo vengo oyendo desde el primer año. Hemos cumplido con el papel que teníamos que cumplir.

P. ¿Le dolió no ir en las listas por Valencia?

R. Digamos que no me hubiera importado en absoluto ir en la lista de Valencia.

P. ¿Y por qué no ha ido?

R. El presidente toma las decisiones que cree mejores para ganar las elecciones. Tiene todo mi respeto y mi comprensión. Ya somos mayores.

P. La imagen que queda es que Francisco Camps, su sucesor, ha vetado a Zaplana y Esperanza Aguirre, a Alberto Ruiz-Gallardón. ¿Es bueno para el partido?

R. Hemos pasado cuatro años muy difíciles con un balance bueno. Lo que no íbamos a hacer ahora es complicar en el último tramo todo ese trabajo. Las listas pasan a un segundo plano. Lo importante es ganar. Mal servicio hubiera hecho si polemizo.

P. ¿Dará mítines en Valencia?

R. No lo sé. No tengo la agenda cerrada.

P. ¿Cría sucesores y te sacarán los ojos?

R. Yo me ocupo ahora de ganar las elecciones. De ninguna otra cuestión.

P. Todos los políticos tienen un territorio. Usted perdió el poder en el partido en el suyo. ¿Se siente quemado?

R. Los territorios no son de nadie y todos los políticos tienen una biografía y bagaje. La mía, desde el punto de vista de los resultados electorales y de la gestión realizada, sería muy apetecible para muchísima gente de la que está en política.

P. ¿Usted cree que Rajoy ha dado la imagen de que manda en el PP con el asunto de Gallardón y el suyo en Valencia?

R. No sólo eso: ha intentado hacer lo mejor para ganar las elecciones. Y eso no es fácil. Si ganamos, como espero, leeremos mucho análisis de lo bien que lo hicimos.

P. ¿Si pierden, tendrá que marcharse toda su generación política y dejar paso como Almunia en 2004 en el PSOE?

R. No contemplo la posibilidad de perder. Además, eso no sucedió en el PSOE, ahí está Rubalcaba, Bono o tantos otros. En 2004 nadie daba un duro por nosotros. Al mes de las generales el CIS daba una diferencia de 10 puntos a favor del PSOE. Nos han dicho de todo. Y aquí estamos. ¿Cree que Ángel Acebes es mayor, inexperto, poco querido? Hay algunos que son expertos en hablar siempre de renovación y llevan toda la vida en el paisaje político sin haberse medido jamás a pecho descubierto.

P. ¿Si pierden no habrá renovación?

R. En parte sí y en parte no, como siempre. No entiendo ese anhelo de echar a gente de valía a la basura. Eso no se va a producir porque sería malo.

P. Usted lleva muchos años en política y suele adelantarse. Apostó por Rajoy antes de que Aznar le designara. ¿Ha apostado ahora por Esperanza Aguirre como sucesora?

R. No hay más sucesor de Rajoy que Rajoy. Y Esperanza hace todo lo que está a su alcance para que Rajoy gane. El día 10 analizaremos todos los comentarios de los periodistas que hablarán de lo bien que condujo el barco político hasta la victoria.

P. ¿Se imagina un congreso extraordinario en el Partido Popular? No tienen mucha cultura de eso.

R. Ni más ni menos que otros. Cuando las circunstancias lo exigen. Estos años no tenía sentido porque hemos vivido etapas de mucho éxito.

P. Aznar habla últimamente casi a diario. ¿Le convendría al partido que pasara a un segundo plano como hizo Felipe González en su momento?

R. Según algunos no tendría que hablar Aznar, ni los obispos, ni las víctimas. Al final quitaríamos la voz a media España. Aznar es una persona querida y respetada por los votantes del PP y una gran parte de la sociedad. No entiendo ese afán por destruir a los políticos. Aznar es un gran referente de nuestro país que hizo las cosas muy, muy bien.

P. Si ganan, con sus planteamientos antiestatutos, ¿podrán entenderse con los nacionalistas?

R. Si ganamos gobernaremos, no le quepa duda. Y dada la capacidad de diálogo que tenemos, demostrada en épocas no de menos dificultad, le aseguro que se corregirán muchos de los defectos de esta legislatura.

P. ¿Están dispuestos a retirar el recurso contra el Estatuto catalán para poder gobernar con CiU?

R. Ya hemos dicho que no. Lo que hace falta es que se pronuncie el Constitucional. Debería haberlo hecho antes de las elecciones. Lo hemos reclamado sin éxito.

P. ¿Fue un error recusar a unos jueces del Constitucional con una noticia falsa?

R. Quien abrió como en tantas ocasiones el melón fue el Gobierno, con una recusación insólita de magistrados, que era la primera vez que ocurría en democracia. Nosotros hicimos lo mismo ante una noticia que estableció una situación similar a la que se basaba el Gobierno. Si se confirmó o no, ya sabe usted que las informaciones que surgen en los periódicos no siempre se confirman.

P. ¿Coincide usted con lo que ha hecho su partido en el Severo Ochoa?

R. Lo que ha hecho el Gobierno de Madrid es actuar de forma transparente y correcta.

P. La misma denuncia, cuando gobernaba Gallardón, se archivó.

R. No conozco los antecedentes. No sé si los informes serían diferentes o si aumentaron las denuncias. Lo que no entiendo es por qué parece mal que se acuda a la Justicia con las denuncias.

P. ¿Ustedes no tienen ninguna responsabilidad en el enfrentamiento de esta legislatura?

R. En lo fundamental, no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2008

Más información

  • "Si perdemos habrá renovación en parte. Sería malo echar a gente de valía"