Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El deterioro económico

El Ibex cierra su peor mes de enero con una caída del 12,87%

El Ibex 35 ha empezado el año resfriado. En un mes repleto de sobresaltos, el índice ha cerrado el peor mes de enero desde su creación en 1992, con una caída del 12,87% hasta los 13.229 puntos, en línea con la media europea. El Dax alemán lidera el resbalón de enero, con una bajada del 15,07% y el CAC 40 francés ha caído un 13,26%. La Bolsa estadounidense, pese a que inició el contagio, pierde menos de la mitad que el Ibex, cerca del 6%.

Cinco valores del índice español han perdido más del 20% de su valor en sólo un mes. Iberia, a la cabeza de las pérdidas, ha restado hasta el 24% de su valor. Acciona, el 21,7% y Gamesa el 20,79%. Inditex, en la línea de bajada de firmas de ropa como H&M o Adidas, resta en lo va de año el 20,28% de su valor. Sólo Grifols, novato este año en el Ibex y Sogecable, en medio de una oferta pública de adquisición lanzada por PRISA (grupo editor de EL PAÍS), se salvan del negativo, con un 5,3% y un 1,2% de subida respectivamente. El fantasma de la crisis en EE UU y el agujero de 5.900 millones que anunció Société Générale por culpa de un operador han avivado la volatilidad. El índice selectivo español vivió el 21 de enero su lunes negro, con una caída del 7,5%. Sólo tres días después, subida histórica: recuperó el 7%.

Wall Street, al alza

Wall Street hizo un esfuerzo ayer por superar el pesimismo y consiguió dar aire caliente al Dow Jones, que cerró con una fuerte remontada de 207,53 puntos, un 1,67%. El motivo está en las aseguradoras de bonos que, a pesar de los malos resultados del cuarto trimestre, no parece que vayan a ser objetivo inminente de valoración negativa por las agencias de calificación.

De hecho, la mayor aseguradora, MBIA Inc, adelantó ayer que mantendrá la máxima calificación de riesgo, lo que disparó la euforia. Estas firmas financieras no sólo aseguran tener capital para hacer frente a la crisis hipotecaria, sino que además tienen apoyo de las autoridades reguladoras para sacar adelante un plan de apoyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de febrero de 2008