Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez encarcela a seis de los ocho últimos detenidos por 'kale borroka'

El juez Fernando Grande-Marlaska ordenó ayer el ingreso en prisión de seis de los ocho últimos detenidos en Vizcaya por violencia callejera a los que acusó de pertenecer a la organización ilegal Segi de apoyo a ETA. El magistrado dejó en libertad bajo fianza de 6.000 euros a los otros dos. El juez acusó también a los seis que ha enviado a la cárcel de los delitos de estragos y daños terroristas. A los otros dos, Ainhoa Pagoaga, de 20 años, y Eneko Etxaburu, de 18, les impuso además comparecencias semanales y les prohibió salir de España.

Los ocho detenidos prestaron declaración durante más de seis horas en situación de incomunicación (sin estar asistidos por un abogado de su confianza). Los ocho, entre 18 y 23 años de edad, fueron detenidos el pasado día 23 en Ondarroa y Markina (Vizcaya) por su presunta relación con la mayor parte de los actos de violencia callejera cometidos en la comarca vizcaína de Lea Artibai.

La operación, la quinta de estas características que se ha llevado a cabo en los últimos seis meses y por la que la Guardia Civil ha desarticulado este grupo de apoyo a ETA, ha sido desarrollada en colaboración con el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Grande-Marlaska.

Los agentes registraron los en los domicilios de los detenidos y varios locales en los que encontraron diverso material informático, teléfonos móviles, material susceptible de ser utilizado como explosivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de enero de 2008