Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa exige "ser conservador" para un trabajo

Los sindicatos ven "inconstitucional" una oferta colgada en Internet

Aparentemente se trataba simplemente de un puesto de secretaria de dirección en Las Rozas (personal assistant, decía la cabecera del anuncio). Pero en el apartado de "Requisitos mínimos" podía leerse ayer por la mañana, entre otros como "tener vehículo propio" o ser "bilingüe español-inglés", el de ser de "ideología conservadora". Y, por si el candidato o candidata no lo entendía, añadía entre paréntesis: "Afín a partidos de derechas". Pudo leerse durante toda la mañana en dos de las páginas de Internet más consultados por ofertas de empleo: Monster.es y en Infojobs.

Los comentarios de denuncia acerca de las características del empleo se propagaron por la Red. "Curiosa oferta de trabajo, imprescindible ser "afín a partidos de derechas", titulaban algunas webs.

El efecto dominó descontrolado de la denuncia en la Red y alguna llamada de algún periodista alarmado provocaron que el requisito relativo a la ideología desapareciera por la tarde de la página, dejando en su lugar un punto negro en blanco.

"Monster, en el fondo, es un punto de encuentro entre empresas y candidatos", justificaba Covadonga Soto, la responsable de comunicación de Monster. "Nosotros no colgamos las ofertas en la Red, lo hacen los propios anunciantes, las propias empresas", añadía. Pero reconoció que, en cuanto revisaron la oferta y fueron conscientes de que uno de los requisitos era estrictamente ideológico, se pusieron en contacto con los responsables del Grupo Paramax para quitar ese requisito y así fue. "En cuanto nos dimos cuenta les llamamos y nos dijeron que podíamos quitarlo", comenta Soto.

José Antonio Serra, el abogado del citado grupo empresarial que se vende en la web como "un grupo de empresas de ámbito internacional en expansión", con líneas de negocios de lo más diverso: caza, deportes y ocio, formación de primeros auxilios, seguridad privada, importación y exportación España-Asia y psicología infantil, aseguró que el dueño de Paramax, Carlos Junquera Pérez, "cree que le han podido hacer una jugarreta. Se trata de una broma pesada de un antiguo enemigo", aseguró el abogado. Y para demostrarlo aseguró que él mismo, como la antigua secretaria de Junquera, eran del PSOE.

Desde los sindicatos, tanto Comisiones Obreras como UGT, calificaron de "claramente inconstitucional la exigencia". Según los representantes sindicales "atenta directamente contra algunos los principios básicos de la Constitución española", recogidos en sus artículos 14 y 16 del apartado de Derechos y Libertades.

"El hecho de que lo hayan retirado implica que quien lo puso no las tenía todas consigo", comentaba el portavoz de CC OO. "Sólo habría podido tener consecuencias legales si lo hubieran quitado y alguien denunciara que le han rechazado por no cumplir ese requisito", explicó el mismo portavoz. Desde UGT las consideraciones eran similares: "No se puede discriminar a nadie por su condición política; hemos visto casos alarmantes de discriminaciones, pero algo así no lo habíamos visto nunca".

A última hora de ayer el abogado de Paramax aseguraba que investigarían quién pudo poner esa condición, sin el consentimiento ni la aprobación de la compañía, entre los requisitos mínimos exigidos para el puesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008