Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosalía Mera estudia invertir también en biodiésel

La incursión de Rosalía Mera en el sector energético no se detendrá en los parques solares que proyecta. La ex mujer de Amancio Ortega y segunda accionista individual de Inditex, que durante el año pasado procedió a la creación de 15 sociedades para desarrollar proyectos fotovoltaicos valorados en 16 millones de euros y que actualmente se desarrollan en Castilla-La Mancha, tiene otros objetivos. El equipo que pilota sus inversiones, a través de sociedades como Rosp Corunna, estudia participar como socio financiero en iniciativas empresariales relacionadas con plantas de biodiésel y energía fototérmica. Así lo confirmaron ayer fuentes del grupo, que tampoco descartan promover proyectos en Galicia.

El cambio de rumbo en la política inversora de Rosp Corunna, centrada hasta ahora en tomas de participación de sociedades cotizadas en Bolsa, entre las que destacan la biotecnológica Zeltia, se inscribe en el nuevo marco regulador de la generación eléctrica procedente de fuentes renovables, con primas y subvenciones a la producción.

Fuentes del grupo señalan que, a la hora de tomar la decisión sobre la nueva política de inversiones, ha pesado mucho el tipo de sector al que van dirigidas. Todas ellas se enmarcan en proyectos destinados a rebajar la dependencia de fuentes contaminantes, "lo que está muy unido a otros objetivos sociales de muchos de los ámbitos en los que actuamos".

Biodegradable

Las plantas de biodiésel, como la que está poniendo en marcha la empresa zaragozana Entabán Biocombustibles en Ferrol, y a la que ha destinado 47 millones de euros, producen carburante de origen vegetal y biodegradable, con unas emisiones de CO

2 a la atmósfera entre un 20% y un 80% inferiores a las generadas por combustibles derivados del petróleo. Otro de los frentes en los que está trabajando Rosp Corunna es la energía fototérmica: el aprovechamiento de la radiación solar para calentar fluidos para abastecer a grandes usuarios de agua caliente, como hospitales.

Al margen de estos proyectos, Rosp Corunna se desprendió del 5% del capital que controlaba en la inmobiliaria Riofisa, en la OPA lanzada por Luis Portillo, presidente de Inmocaral. El precio en metálico ofrecido ascendía a 44,3 euros por acción, lo que supuso valorar Riofisa en 2.000 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008