_
_
_
_
_
El hundimiento de los mercados

General Electric admite que estudia hacerse con Colonial, único valor que resiste en Bolsa

Colonial va a lo suyo. La inmobiliaria tuvo el dudoso mérito en 2007 de ser la compañía que más perdió en la Bolsa, con un descenso del 62%. La caída prosiguió hasta el pasado 11 de enero, cuando la acción alcanzó una cotización de 1,27 euros, una quinta parte de lo que marcaba hace un año. Y ayer, en un lunes negro que arrastró a los demás valores del Ibex 35, nadó a contracorriente. El interés confeso de General Electric por entrar en la puja por la empresa elevó la acción de Colonial un 1,33%.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores suspendió la cotización de Colonial buena parte de la mañana tras el anuncio de General Electric Real Estate Iberia, división inmobiliaria de la multinacional estadounidense en España y Portugal, sobre la posibilidad de hacer una oferta por la firma que ahora preside Mariano Miguel Velasco.

Más información
Colonial confirma el interés de General Electric de lanzar una OPA por el 100%

La filial del conglomerado industrial, financiero y de medios de comunicación advirtió de que no tomará ninguna decisión hasta examinar con detalle la información financiera, fiscal y jurídica sobre Colonial. Pero el anuncio fue suficiente para que la acción de la inmobiliaria española subiera un 8% en su vuelta al parqué. Luego, a lo largo de la tarde, el ímpetu de la corriente negativa que llevó a números rojos al resto de valores del Ibex 35 dejó el valor de los títulos de Colonial en 1,52 euros, dos céntimos más que el viernes.

Puja abierta

Colonial ya había experimentado una jornada de nítida recuperación el pasado jueves, cuando la acción subió un 13%. Entonces, fue Gecina, la inmobiliaria francesa que preside Joaquín Rivero desde la escisión de Metrovacesa, la que confirmó su interés por Colonial, una opción que ya era pública desde diciembre.

El desplome de la acción en Bolsa y el aumento de su deuda (unos 8.600 millones al cierre de 2007) llevaron al principal accionista de Colonial, Luis Portillo, a dimitir de su cargo de presidente. Al movimiento de Portillo (40% del capital) le siguieron el resto de principales accionistas de la compañía, que también se retiraron del consejo de administración. La firma, que tiene activos valorados en unos 13.000 millones, asegura que también hay dos fondos extranjeros interesados en la compañía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_