Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un abogado pide que la Iglesia pague por los supuestos abusos de un sacerdote

El abogado que representa a dos niñas que presuntamente sufrieron los abusos sexuales de un sacerdote de Igualada ha solicitado al juzgado que la diócesis episcopal de Vic sea declarada responsable civil subsidiaria de la conducta del clérigo en caso de ser condenado.

Gregorio Salgado Jiménez está acusado de realizar diversos tocamientos a dos niñas de 10 años cuando impartía clase de religión en un colegio de Igualada, entre septiembre de 2003 y febrero de 2004. Por ese motivo, el fiscal pide para él cinco años de cárcel. Además de esos cargos, los padres de otras dos niñas de 7 años consideran que sus hijas también sufrieron abusos en el interior del aula de audiovisuales del mismo centro.

Por ello, el abogado de la acusación solicita para el cura cinco años y dos meses de cárcel, y una responsabilidad civil de 6.000 euros para los padres de cada niña más los intereses. Cuando ocurrieron estos hechos, la Iglesia ya estaba advertida de otro abuso cometido por el mismo sacerdote, que al final le valió una condena de dos años de cárcel por abusar de una deficiente a cambio de unas golosinas.

"La diócesis lo sabía y mantuvo al sacerdote en Igualada. Por tanto, es razonable que ahora asuma la indemnización por su supuesta conducta delictiva", declaró el abogado de la acusación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008