Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"¡La carretera es del pueblo!"

Vilassar de Mar corta la N-II para pedir su traslado

"Todos a la carretera, ¡es del pueblo!". Con estas palabras llamaba Antoni Esteban, portavoz de la Plataforma Cívica de Vilassar de Mar y miembro de la nueva coordinadora NO-NII, a invadir la carretera nacional para iniciar una manifestación festiva. La nueva plataforma, presentada el día 2 y surgida de la unión de las iniciativas cívicas de Premià de Mar, Alella, Cabrera de Mar, Masnou y Vilassar de Mar, pide la transformación de la carretera en un paseo marítimo y la desaparición del peaje de la C-32. Varios cientos de personas se reunieron en el asfalto para disfrutar de diversas actividades con castillos hinchables, tambores y petardos. Los castellers animaron una atípica mañana en la que un tramo de la nacional quedó libre de vehículos.

Esteban se mostró "muy satisfecho" ante la respuesta ciudadana. "Hemos dado un golpe encima de la mesa para que nos tengan en cuenta; invito al señor Montilla a que se pase por aquí y vea cómo está todo, así actuará", añadió. La coordinadora ha anunciado que a partir de febrero habrá actuaciones "más contundentes". Esteban sugirió el corte simultáneo "la C-32 y la nacional, o invadir las vías evitando la circulación de los trenes de cercanías", aunque todavía no había propuestas concretas.

Todos los partidos, salvo el socialista, al igual que sucedió en el corte de carretera de Premià, enviaron representantes a la protesta. Josep Sánchez Llibre, diputado de CiU, asistió a la manifestación y recordó que su partido "hace muchos años que pide en el traslado de la N-II paralela a la C-32, con ésta libre de peajes y con la nacional convertida en un paseo". "En esta legislatura se debe sensibilizar el Gobierno y conseguir el traslado", añadió. Joan Ridao, de ERC, calificó el tramo de la N-II a su paso por el Maresme como "el peor punto negro de la red viaria catalana", exigió la desaparición del peaje y apostó por potenciar la red ferroviaria. Salvador Milà, diputado de IC, apoyó el acto "teniendo en cuenta que se debe potenciar el transporte público". El PP respaldó la protesta con un edil de Vilassar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2008