100.000 visitantes para Bread & Butter

La feria de moda urbana bate récords en su sexta edición en Barcelona

Bread & Butter cerró ayer las puertas de su sexta edición en Barcelona con la mirada puesta en el futuro. Las cifras, aún oficiosas (a falta del recuento definitivo), hablan de un nuevo récord. Si se cumplen las estimaciones, 100.000 personas se habrán paseado por los pabellones de los 954 expositores.

La jornada inaugural congregó a 33.061 visitantes, el 23% más que en enero del pasado año y el 7% por encima de las cifras de la edición de julio (en verano la concurrencia es mayor). Con vistas a la próxima edición, el director de la feria de moda urbana, Karl-Heinz Müller, tiene previsto ganar espacio expositivo adelantando los accesos a la feria por la plaza de Espanya, lo cual permitiría reubicar algunos servicios y ampliar el área de exposición. Se trataría de avanzar unos 25 metros, incorporando la zona de las torres venecianas, algo que requiere el visto bueno del Ayuntamiento de Barcelona. La redistribución y el añadido de espacios equivaldrían a 160.000 metros cuadrados de superficie utilizada, frente a los 130.000 de esta convocatoria.

Müller ha despejado cualquier duda sobre la continuidad del evento en Barcelona. Bread & Butter se queda aquí, "y lo digo claro para acallar especulaciones", subrayó. Y adelantó que la próxima edición, que se celebrará del 2 al 4 de julio, está muy avanzada. Tendrá como lema New order, "porque nosotros no nos movemos, nos quedamos en esta ciudad, pero las cosas deben renovarse", dijo.

Por su parte, el director general de Fira de Barcelona, Agustín Cordón, adelantó que, a tenor de los resultados de público, esta edición del Bread & Butter "tendrá un impacto económico en la ciudad de en torno a 100 millones de euros". Nadie quiere perderse Bread & Butter. Como señala el diseñador Custo Dalmau, es una excelente oportunidad para decirle al mundo "que estás vivo". El jueves por la noche, Dalmau ofreció un avance de su colección otoño invierno 2008-2009, que dará a conocer íntegramente en Nueva York dentro de unas semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de enero de 2008.