Reportaje:

Byrne y el trauma de Ikea

¿Quién no ha sentido alguna vez pánico al cruzar las puertas de Ikea? Mesas funcionales por piezas, lámparas asimétricas, camas futuristas y salones completamente amueblados (incluidos libros falsos y teléfonos de mentira) para imitar el estilo de vida sueco. La pregunta más extendida entre los clientes es: "¿Qué les sucede a los suecos para vivir -y comer- cosas como las que vende Ikea?".

El músico escocés de Talking Heads, David Byrne, quedó tan impactado por su "primera vez" en estos grandes almacenes que se planteó ésa y otras preguntas en su blog personal, http://journal.davidbyrne.com, el pasado noviembre.

"Mi hermana tuvo la idea de llevar a mis padres a Ikea para cambiar el armario, encimera y fregadero de la cocina. Me pareció una idea estupenda, porque nunca había ido. Y como iba a ser un viaje de 'ver sin comprar', la presión era menor", escribe en su blog.

Sin embargo, el autor de canciones míticas como Psycho Killer, pronto tuvo la sensación de haber entrado en un videojuego, donde los otros concursantes eran parejitas que buscaban sus muebles entre los distintos ambientes de la tienda. "Sólo cuando lleguen a casa sabrán verdaderamente si han salido del juego, o tienen que regresar para otra vuelta", ironiza Byrne. Durante el viaje psicodélico que realizó con sus ancianos padres, tomó buena nota del restaurante ("la comida es buena", dice), de los niveles que hay que subir o bajar, y de las estanterías que parecían multiplicarse disimuladamente.

"Por supuesto, las mesas no parecen mesas en este mundo. Aquí hay algunos conocimientos conceptuales que son necesarios. Memorizar las extrañas palabras ayuda también, supongo", añade en su post. Byrne se refiere a esas etiquetas inexplicables que llaman a una almohada Berta, o a un mueble de cocina Grundton. ¿Es un lenguaje en clave para comunicarse entre suecos expatriados? ¿Pistas en el videojuego surrealista de Byrne? Según Wikipedia, es algo peor: islas suecas para nombrar herramientas de jardín, pájaros y adjetivos para los objetos infantiles o meteorología para las lámparas. Estos suecos están locos.

David Byrne.
David Byrne.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 13 de enero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50