La gripe eleva en un 9,2% las urgencias en los hospitales gallegos

Sanidade prevé llegar al pico de la epidemia en una semana y media

La epidemia de gripe de todos los años se ha adelantado un mes con respecto al pasado 2007, lo que ha hecho que en los primeros diez días de enero los hospitales gallegos hayan registrado una subida media de 9,2% en las demandas de urgencias hospitalarias. El Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol fue el centro que más demanda soportó con un aumento del 24,6%, seguido del Hospital de Lugo con un 13,4% y del Hospital Clínico de Santiago con un 11,7%.

Sanidade pone en marcha un teléfono para consultas no urgentes

Estos son los datos que ofreció ayer Julio Villar, director general de la División de Asistencia Sanitaria de la Xunta, tras asegurar, pese a las cifras, que "la asistencia está garantizada". Aun así, apeló a un uso racional de las urgencias sanitarias recordando que, como primera medida, "la gente debe acudir al médico de familia", luego a los PAC o al 061, y sólo "en última instancia" debe dirigirse a los hospitales.

Ramón Medina, director general de Saúde Pública, aseguró que no hay motivos para pensar que esta epidemia vaya a ser mayor que las de años anteriores. La comunidad gallega se encuentra "en plena subida" del número de casos, que alcanzará su tope dentro de una semana y media. Medina reconoció que "problemas de camas está habiendo" pero que se están "solucionando diariamente".

La imposibilidad de donar sangre hasta dos semanas después de haber atravesado un proceso gripal es la principal causa que explica la falta de reservas de sangre en el Centro de Transfusión de Galicia. Diez unidades móviles visitarán los próximos 15 días más de 60 ayuntamientos para tratar de normalizar las reservas. Villar explicó que "las donaciones siempre disminuyen en las fechas navideñas" y que "se tardarán bastantes días en volver a la normalidad".

La consellería anunció ayer la puesta en marcha de un nuevo número de teléfono (902 400 116) para atender consultas que los pacientes no consideren urgentes. El número estará a disposición de los usuarios para atender dudas sobre tratamientos ya prescritos por un médico, consejos de dónde acudir y, en caso de considerar la consulta urgente, los sanitarios que atiendan al paciente pueden movilizar recursos si lo consideran necesario. De esta forma se evitará saturar el 061, que recibe entre 2.500 y 3.000 llamadas al día, de las cuales un 40% son consultas y no urgencias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS