Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ordena prisión incomunicada para Igor Portu por el ataque a la T-4

El etarra había planeado poner una bomba entre el BBVA y El Corte Inglés

El juez Fernando Grande-Marlaska ordenó ayer prisión incondicional e incomunicada (por un máximo de cinco días a partir de ayer) para Igor Portu, al que acusa del atentado de Barajas. Grande-Marlaska, que llegó al hospital Donostia pasadas las 17.05, le imputa los delitos de integración en organización terrorista, el asesinato de los dos ciudadanos ecuatorianos en el atentado de la T-4 de Barajas, el 30 de diciembre de 2006, así como dos delitos de estragos (por la T-4 y la autocaravana de Castellón) y otro por tenencia de armas y explosivos.

El etarra, además, había planeado colocar un coche bomba en el aparcamiento en superficie situado en el complejo Azca de Madrid, entre El Corte Inglés y la sede del BBVA, según fuentes antiterroristas.

En su comparecencia ante el juez, que duró hora y diez minutos, Portu se negó a declarar. Sólo aseguró que había sido torturado y amenazado por la Guardia Civil tras su detención.

Mientras, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de San Sebastián tomó declaración el martes a Igor Portu, dentro de las diligencias previas abiertas para esclarecer si las lesiones que tiene tras ser detenido el domingo por la Guardia Civil se deben al uso de la fuerza durante el arresto, como mantiene Interior o fue objeto de malos tratos.

Igor Portu, que tiene una costilla rota, neumotórax y "múltiples" hematomas y erosiones, permanecía ayer ingresado en el hospital Donostia. En conversación con el instructor de las diligencias previas abiertas para esclarecer los supuestos malos tratos, Portu evitó ampliar detalles.

Por su parte, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, rechazó ayer las críticas vertidas contra su Gobierno por haber exigido que se aclaren todos los extremos sobre la detención de Igor Portu y Martín Sarasola. "Hay que tener mala leche", aseguró durante una entrevista en la Cadena SER, para afirmar que el Gobierno vasco es "equidistante" en este asunto y que ha dado por seguro que el presunto etarra Portu fue torturado por la Guardia Civil durante su detención.

A su juicio, si alguien critica el comunicado de su Ejecutivo es "porque no se lo leyó hasta el final". El lehendakari recordó que el comunicado comenzaba afirmando que "ETA sobra, estorba y, además, mata". "Nosotros decimos ETA kanpora [fuera]".

LAS NORMAS DE ACTUACIÓN DE LA POLICÍA Y DE ETA EN CASO DE ARRESTO

"Propiciar la menor lesividad al detenido"

La Secretaría de Estado de Seguridad difundió en septiembre una instrucción en la que establecía las normas para regular las actuaciones policiales, entre ellas las detenciones. En ese documento se indica que "el agente actuará con decisión y autocontrol, a fin de evitar, en la medida de lo posible, el uso de técnicas o instrumentos de coacción directa y, si esto no fuera posible, propiciar la mínima lesividad para el detenido".

En caso de que éste oponga resistencia, la instrucción señala que el agente "excepcionalmente estará legitimado para emplear la fuerza", siempre "conforme a los principios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad". Para ello, según el documento, el agente deberá sopesar las circunstancias del lugar, el conocimiento de la persona sospechosa y su peligrosidad. No se permite ningún tipo de violencia una vez haya sido inmovilizado. Cualquier incidente que se produzca durante la detención deberá hacerse constar en el atestado, y "en caso de que el detenido presente cualquier lesión imputable o no a la detención o manifieste presentarla deberá ser trasladado de forma inmediata a un centro sanitario para su evaluación".

"Ante una detención, denunciar torturas"

l patrón a seguir por todo etarra detenido viene fijado en un manual intervenido a la banda en 1998. Sus principales normas son cuatro:

-"Ante una detención (...) aunque os pongan en libertad sin cargos, hay que denunciar torturas. Denunciar a cuantos más txakurras [agentes] podáis, aquí la imaginación no tiene límites y nunca os van a represaliar por una denuncia falsa".

-"Gritar como si os mataran, luego ya sacaremos testigos. Que se sangre abundantemente, aunque sea por la nariz, todo esto facilita la tarea de los medios de comunicación".

-"No olvides que detrás de ti está la prensa, colectivos locales, juveniles, internacionales (Amnistía Internacional), comités mundiales contra la tortura, y con suerte algún partido oportunista y dubitativo. No olvides que tú eres el actor principal y sin ti no hay película".

-Hay que "crear tensiones y contradicciones entre los partidos democráticos. Desgastar al enemigo militar mediante todo el machaque judicial que se pueda. Está comprobado que las denuncias, aunque no acaben en condenas pueden hacer mucho daño a los de la trinchera de enfrente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de enero de 2008

Más información