Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quintana vincula sus alianzas a las de PNV y CiU

El Bloque exigirá a Zapatero que reforme el voto exterior

La política de alianzas del Bloque tras las elecciones generales de marzo podrá negociarse en solitario o de la mano de sus aliados en Galeuscat, PNV y CiU, según apuntó ayer el líder de la formación nacionalista y vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana. "Los partidos que forman Galeuscat, juntos o por separado, serán decisivos para determinar quién es el próximo presidente del Gobierno", afirmó Quintana en Rianxo en un homenaje a Castelao por el 58º aniversario de su muerte. "Independientemente de las diferencias e intereses de cada partido, las fuerzas de Galeuscat acudirán a las elecciones con una propuesta conjunta: la necesidad de que el Estado español reconozca y asuma su realidad plurinacional", dijo Quintana, quien aprovechó el homenaje para proclamarse "hijo directo del Partido Galeguista de Castelao".

Una de las condiciones que el BNG pondrá después de las elecciones generales para negociar su hipotético apoyo al PSOE será la reforma a fondo del voto de los emigrantes. El coordinador de la Executiva nacionalista y candidato al Congreso, Francisco Jorquera, calificó de "vergüenza" que el PSOE "utilice todo tipo de excusas" para no modificar el sistema de votación de los llamados residentes ausentes.

En una entrevista con Europa Press, Jorquera explicó que las "nulas garantías" con que se emiten los sufragios del exterior "están socavando la credibilidad" de los procesos electorales en Galicia. El dirigente nacionalista reprochó al PSOE que haya cambiado el discurso sobre esta cuestión desde que está en el Gobierno y avanzó que el Bloque exigirá esa reforma si Rodríguez Zapatero necesita su voto para gobernar después de las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de enero de 2008