Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La basura comienza a desaparecer del metro tras dos semanas de huelga

Las estaciones cercanas a la plaza de Colón amanecieron impolutas

Las últimas imágenes del metro no recuerdan necesariamente a un estercolero. La huelga de limpieza cumplió ayer dos semanas y la basura remite. Al menos en algunas estaciones. Lavapiés (línea 3), La Latina (línea 5) o Tirso de Molina (línea 1) amanecieron ayer más limpias. También Alonso Martínez, Rubén Darío (línea 5), Colón o Velázquez (línea 4), las más cercanas a la plaza de Colón donde por la mañana se celebró la concentración Por la familia cristiana. Un portavoz de Metro explicó que los servicios mínimos -60% en estaciones, 50% en trenes- se están concentrando por la noche.

La Gerencia de Medio Ambiente de Metro es la que decide qué puntos de la red del suburbano están en peor estado o mandan al personal a aquéllas donde se han producido "actos vandálicos" como arrojo de cubos de basura. Desde el comité de huelga añaden que la mayoría de los trabajadores adscritos a los servicios mínimos son enviados a las estaciones grandes, como Avenida de América (líneas 4, 6, 7 y 9), con mucho mejor aspecto desde el ultimátum de Esperanza Aguirre. La presidenta de la Comunidad de Madrid anunció el jueves que rescindirá los contratos a las concesionarias por incumplimiento y les exigió que despejaran el suburbano en unos días. Su decisión parece irrevocable pero las negociaciones siguen como si no hubiera hecho ese anuncio.

El viernes, ambas partes se reunieron más de 22 horas hasta el sábado por la mañana, sin cerrar un acuerdo. Las empresas (Valoriza, Clece, Ferroser y Eurolimp) señalan que están dispuestas "a homogeneizar" las condiciones y equiparar los salarios de los 1.500 empleados, una de las principales reivindicaciones de los huelguistas.

Las empresas se comprometen a garantizar empleo estable para el 80% de la plantilla a 31 de diciembre de 2010 y 110 nuevos contratos indefinidos antes de febrero de 2008, entre otras medidas. Niegan el plus de toxicidad del 20% del sueldo que los trabajadores exigen. Aún no hay fecha para un nuevo encuentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de diciembre de 2007