El representante de otra derecha

Las fuerzas que estaban en la oposición cuando Xosé Cuiña ejerció como conselleiro y delfín de Fraga destacaron ayer la "relevancia política" del de Lalín y su carácter "tremendamente afable". Para el coordinador ejecutivo del BNG, Francisco Jorquera, Cuiña era el representante de la derecha que cree "en el autogobierno" y que defiende "una mayor autonomía de Madrid". El portavoz parlamentario del PSdeG, Ismael Rego, dijo haber perdido "un buen amigo".

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, que confesó haber visitado a Cuiña hace unos días en el hospital, se limitó a calificarlo como un político "extraordinariamente relevante en la vida pública" de Galicia. "Suelo ser escueto y parco, como creo que manda la prudencia en los sentimentos", señaló el socialista. "En fin, no quiero convertir el Consello de la Xunta en una elegía", añadió al término de la reunión del Gobierno.

Para el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, Cuiña fue "un servidor público que, como nos ocurrirá a todos, tuvo sus luces y sus sombras, sus errores y aciertos". El nacionalista cree que el ex conselleiro fallecido ayer actuó siempre haciendo "lo que consideraba bueno para su país".

La muerte de Cuiña provocó reacciones entre buena parte de los dirigentes de PSOE y Bloque, sobre todo entre sus alcaldes, que alabaron los proyectos que se ejecutaron en sus localidades mientras fue conselleiro. El regidor de Santiago, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, destacó que el de Lalín era un "auténtico animal político" y al que "se echará de menos". El de A Coruña, Javier Losada, que mantenía con él "una amistad personal", lo considera un político "de raza" al que los coruñeses deben "rendirle tributo".

El Ayuntamiento de Pontevedra, gobernado por BNG y PSOE, aprobó ayer una declaración institucional de condolencia por el fallecimiento del diputado, informa Europa Press. "Más allá de las diferencias ideológicas, que a nadie se le escapan son grandes, Cuiña fue indiscutiblemente una figura importante en el panorama político de las últimas décadas en Galicia y en Pontevedra", coincidieron en destacar tanto el alcalde de Pontevedra, el nacionalista Miguel Fernández Lores, como su socia, la socialista Teresa Casal.

El presidente de la Federación Galega de Municipios, Carlos Fernández (PSOE), subrayó su "gran pasión" por Galicia. La Mesa del Parlamento recordó "con afecto la trayectoria política de Cuiña como compañero y amigo por encima de las normales divergencias partidarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50