Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La casta rica se consolida en la India

Los millonarios se han multiplicado en una década, según 'Business Standard'

Los ricos están surgiendo como setas en la India. En el país en el que la pobreza es todavía la realidad de la mayoría, el número de poseedores de más de 695 millones de euros se ha duplicado en el último año. De 23 fortunas han pasado a 48, de acuerdo a una investigación que presentó este mes el diario económico Business Standard. Cuando la prestigiosa publicación comenzó a tomar nota, en 1999, los multimillonarios eran sólo tres.

La lista de indios más ricos está encabezada por Mukesh Ambani, dueño de Reliance Industries, un conglomerado industrial que incluye desde negocios textiles hasta petroleros. El segundo más rico es su hermano menor, Anil Ambani, que tras una disputa en los tribunales con el primogénito, logró conservar, gracias a la ayuda de su madre, la empresa familiar de telecomunicaciones.

Aunque los Ambani siguen divididos, son sin duda la familia más rica. El primero cuenta con 25.000 millones de euros, mientras que el "hermano pobre" cuenta con 17,11 millones de euros.

A diferencia de los Ambani, que son muy reconocidos y llevan tiempo en la lista de los millonarios, el resto de las fortunas son tan nuevas y han sido amasadas tan rápidamente, que muchos de sus propietarios todavía son poco conocidos, incluso dentro de la India. También los deportes tradicionalmente "de ricos", como el golf o el polo, tienen cada vez más seguidores en la India. Incluso algunos conglomerados industriales como el grupo Jindal, una empresa familiar dedicada al acero y valorada en casi 3.000 millones de euros, tiene uno de los mejores equipos de polo del país, presidido por uno de sus directores, Navin Jindal.

Esos "nuevos ricos" han visto crecer su fortuna después de que sus empresas salieran a Bolsa en el mercado de valores de Bombay, que se ha convertido casi de la noche a la mañana en uno de los más rentables del mundo. "El índice de la Bolsa india se incrementó el año pasado en un 40% y esto se refleja en la riqueza de las familias que poseen las acciones. También influye el interés de los inversores internacionales, que ha aumentado su valor en el mercado", explicó a este periódico el investigador del prestigioso Instituto Nacional de Finanzas y Política Pública, Anit Mukherjee.

El sector inmobiliario ha sido especialmente beneficiado. El tercer hombre más rico, K. P. Singh, pertenece a este sector, cuya empresa DLF comenzó a producir los 16.000 millones de euros desde que salió a Bolsa. Pero el ascenso más meteórico en la lista de ricos es el de G. M. Rao, que se convirtió en el décimo hombre más rico de la India -con una fortuna de 3,6 millones de euros- cuando su compañía de infraestructuras salió a Bolsa hace apenas un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de diciembre de 2007