Tres mujeres, detenidas al robar en casa de un policía

Nuevo caso de atraco con violencia. Y ya van seis en las dos últimas semanas. Un agente del Cuerpo Nacional de Policía fuera de servicio ha logrado desarticular a un grupo formado por tres mujeres de nacionalidad croata, cuya especialidad consistía en entrar en viviendas vacías tras reventar el marco de la puerta de acceso. Las tres mujeres se enfrentaron con el policía, al que sorprendieron mientras dormía. Los investigadores les imputan al menos 20 robos en la zona de Villaverde y en los distritos de los alrededores, según fuentes del caso.

Los hechos ocurrieron durante el mediodía del pasado jueves, cuando el policía estaba durmiendo tranquilamente en su vivienda, en la calle de Berrocal, en el polígono de Butarque, en Villaverde. El agente oyó ruidos en la entrada y se dirigió hacia la entrada. De repente se topó con las tres mujeres en el comedor. Éstas le hicieron frente con los destornilladores que llevaban y con un pulverizador de autodefensa.

Las arrestadas se enfrentaron al agente con destornilladores

El policía logró zafarse de la agresión y retuvo a dos de las mujeres, mientras avisaba a la comisaría de lo que estaba sucendiendo. La tercera bajó escaleras abajo con la intención de huir, pero fue capturada por los agentes de un coche patrulla que se desplazó a toda velocidad al domicilio del agente. Éste resultó herido de carácter leve. Sufrió una lesión en el tórax a consecuencia del ataque de las mujeres, según fuentes del caso.

Las tres mujeres fueron trasladadas a la comisaría de Villaverde-Usera, donde se les tomaron las huellas dactilares. La forma de actuar hace pensar a los investigadores que han cometido una veintena de robos en el distrito. Siempre acuden a domicilios vacíos. Previamente comprueban que no hay nadie en su interior, tras llamar al timbre. Después se dedican a reventar el marco de la puerta de entrada. Una vez en el interior se dedican a sustraer todos los objetos de valor que encuentran a su paso, en especial el dinero en efectivo y las joyas. Cuando se encontraban con algún morador, empleaban una gran agresividad y violencia.

Los investigadores están a la espera del cotejo de las huellas dactilares y de los resultados de los especialistas de Policía Científica. Estas mujeres, que tienen entre 19 y 21 años, utilizan identidades falsas, por lo que alguna de ellas puede tener identidades falsas.

La policía no da por cerrada la operación porque está a la espera de ver si hay más compinches que trabajaran con ellas. Las tres arrestadas viven un poblado chabolista próximo a la capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de diciembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50