Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Los elegidos

Del flamenco culto a un arte de fusión

La pureza, la experimentación y la permanente renovación de los artistas históricos y modernos a través de una selección de 16 discos grabados desde los años cincuenta

Antología del cante flamenco

Hispavox

El guitarrista jerezano Perico el del Lunar dirigió la primera antología conocida de cante flamenco, que fue publicada en Francia en 1954. En España pasó inadvertida hasta que la Académie Française du Disque le concedió su Gran Premio. En 1958, Hispavox la lanzó en nuestro país y aún hoy, medio siglo después, sigue siendo considerada una de las mejores antologías existentes. Un excelente compendio de los cantes que interpretan, a lo largo de dos CD, un grupo de flamencos cuidadosamente elegidos: desde viejos como Pepe el de la Matrona y Bernardo el de los Lobitos, que rescatan los arrumbados cantes de su juventud, hasta jóvenes como Rafael Romero y Jarrito, que resucitan el buen hacer de sus antepasados. Y, entremedias, un plantel de ases como Jacinto Almacén, Pericón de Cádiz, el Chaqueta, el Niño de Málaga y Lolita Triana. Al toque: Perico el del Lunar.

MÁS INFORMACIÓN

Medio siglo de cante flamenco

BMG Arbola

Dirigida por el escritor José Manuel Caballero Bonald, esta antología es un valioso documento de una época dorada del cante. Fue Premio Nacional del Ministerio de Cultura en 1987 y complementa a la perfección la antología dirigida por Perico el del Lunar. El plantel de intérpretes es impresionante: los cuatro CD albergan a Mairena, uno de los grandes cantaores de la historia; la voz cavernosa de Juan Talega; Tía Anica la Periñaca, a quien la boca le sabía a sangre cuando cantaba a gusto; un Lebrijano pletórico de facultades; el gran Sordera; el cante hermoso y sombrío de José Menese y el cante claro de Diego Clavel; la exquisita farruca de Rafael Romero; las inolvidables Bernarda y Fernanda de Utrera; el rancio son jerezano de Manuel Agujetas... Un total de 23 cantaores de culto para los aficionados de ley y un libreto con detallada información.

La niña de los Peines

Cantes gitanos. Flamenco vivo

Una excelente muestra de la legendaria Niña de los Peines, acompañada por grandes guitarristas como Niño Ricardo, Melchor de Marchena y Manolo de Badajoz. Considerada la mujer más importante que ha dado el cante flamenco, la sevillana Pastora Pavón fue bautizada como La Niña de los Peines por unos tientos tangos que cantaba: "Péinate tú con mis peines / que mis peines son de azúcar / La gachí que se peina con mis peines / hasta los dedos se chupa". Federico García Lorca definió su voz como "estaño fundido". Ella lo cantó todo y casi todo a la perfección. Casi cuatro décadas después de su muerte, La Niña de los Peines sigue muy viva en la memoria de los aficionados. Sus discos no paran de reeditarse y cantaores jóvenes como Esperanza Fernández, Mayte Martín, Estrella Morente y Arcángel, entre otros, beben de esta fuente inagotable.

Camarón de la Isla

La leyenda del tiempo. Philips

Una obra rompedora, ambiciosa y absolutamente grande. La leyenda del tiempo supuso un paso de gigante en la renovación del flamenco. La obra, que incluía instrumentaciones rockeras y jazzísticas, contó con un equipo irrepetible: Camarón ponía la voz; Federico García Lorca, la letra de la mayoría de los temas; Kiko Veneno, su espíritu anárquico y lúdico, y Ricardo Pachón, la osadía conceptual del productor. Sin embargo, La leyenda del tiempo fue blanco de críticas feroces y tuvo muy escasas ventas: en los primeros 13 años, tan sólo se vendieron 5.842 ejemplares. Muchos seguidores del cantaor de la Isla devolvían el disco tan pronto lo escuchaban, al creer que aquello que sonaba no era de Camarón. Arriesgada y muy hermosa, La leyenda del tiempo es una obra imprescindible. Del disco está ausente Paco de Lucía, a quien suple con dignidad un joven guitarrista de Almería: Tomatito.

Paco de Lucía

Zyriab. Philips

El toque de hoy no se entendería sin el portentoso Paco de Lucía. Revolucionó el mundo de la guitarra; mostró que el flamenco puede dialogar con el jazz de Chick Corea y la música clásica de Manuel de Falla e introdujo el flamenco en el Teatro Real. Zyriab es un excelente ejemplo del lenguaje único del guitarrista: puro flamenco que es más que flamenco, una música creativa y abierta con un increíble sentido del compás y de la armonía. Acompañan a Paco de Lucía en Zyriab el piano de Chick Corea, la voz de Potito y la guitarra de Manolo Sanlúcar, entre otros. Es curioso pensar que una frustración está en el origen de nuestro guitarrista más universal: "Lo que más me gustaba desde niño era cantar. Pero era muy tímido, muy gordo, con mucho sentido del ridículo, y me escondí detrás de la guitarra".

Lole y Manuel

Nuevo día. Dro

Con Nuevo día llegaron al flamenco los aires hippies de Woodstock: amor, paz, ecologismo... Grabado bajo la supervisión del audaz Ricardo Pachón en 1975, el primer disco de Dolores Montoya y Manuel Molina se enmarca en el origen del nuevo flamenco, o flamenco fusión. Lole, hija de la Negra, poseía una voz muy hermosa y flamenca y Manuel, guitarrista, compositor y cantante, aportaba su frescura y lirismo. La imagen hippy del dúo, su poesía y sus coqueteos con la música árabe tuvieron un inmenso éxito y mostraron, de nuevo, la inagotable permeabilidad del flamenco. Tras este primer disco, Lole y Manuel grabaron otros títulos como Pasaje del agua, Lole y Manuel y Al alba con alegría. La ruptura sentimental de la pareja puso fin a sus grabaciones conjuntas hasta 1994, año en que publicaron Alba Molina y grabaron el directo Una voz y una guitarra.

Manolo Sanlúcar

Tauromagia. Polydor

Manolo Sanlúcar integra en el flamenco la música sinfónica de forma que la orquesta asume el sentimiento jondo y, como si fuese un solo instrumento, transmite su sonido mágico. El resultado es Tauromagia, una pieza que sedujo por su belleza desde su aparición en 1988. La guitarra de Sanlúcar narra el ritual del toro bravo -desde su nacimiento en el campo hasta su muerte, una tarde, en la sevillana plaza de la Maestranza- y el ritual del torero -la capilla, el miedo, la muleta, el tercio de varas, el ¡ole!, las banderillas, el color y el toreo de muleta-. El gaditano Sanlúcar sale de Tauromagia a hombros y por la puerta grande. Tanto él como Paco de Lucía están en el origen de una época de oro de la guitarra flamenca donde ya brillan los nombres de Vicente Amigo, Rafael Riqueni, Juan Manuel Cañizares, Gerardo Núñez...

Enrique Morente

Omega. El Europeo

La potente visión de Enrique Morente sobre Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca, asombró, como ya es habitual en todos los trabajos del cantaor granadino. En compañía del grupo de rock Lagartija Nick, Morente recrea la poesía de Lorca y ofrece personalísimas versiones de temas de Leonard Cohen. Omega es arriesgado y visionario, tal como es su autor. No en balde calificó Antonio Mairena de "cante futurista" el trabajo del granadino. Porque si Camarón fue la pasión en carne viva, Morente es la obsesión creadora. Él mismo ha definido esa inquietud artística que le lleva a recorrer de forma inagotable nuevos caminos, nuevas veredas: "Lo único que pretendo ser es Enrique Morente y no el recuerdo inolvidable de otro cantaor ya desaparecido". En 1995 recibió el Premio Nacional de Música: era la primera vez que dicho galardón recaía en un artista flamenco.

Retama

Ketama. Nuevos Medios

En 1985 aparecía el primer disco del grupo más influyente de lo que pronto se conocería como "nuevo flamenco": Ketama. En la foto aparecían Juan Carmona, Ray Heredia y José Soto, retoños de dos importantes familias flamencas: los Sordera y los Habichuela. Ketama quería conquistar al público pop que vibraba con la movida. Su disco fue producido por Teo Cardalda (Golpes Bajos) y editado por un pequeño sello independiente, Nuevos Medios, que reveló ser pieza clave de los nuevos tiempos. La portada de Ceesepe simbolizó a la perfección el espíritu de Ketama: las piernas ancladas en el flamenco, pero la inspiración tan libre como el pecho desnudo de la odalisca. Con el tiempo saldrían del grupo José Soto y Ray Heredia, entraría Josemi Carmona y Antonio se convertiría en su carismático vocalista. Tras una brillante trayectoria, los Ketama decidieron "tomarse un descanso" en 2004.

Pata Negra

Blues de la frontera. NM

El cuarto disco de los hermanos Amador, Rafael (voz y guitarra) y Raimundo (guitarra), supuso su triunfo definitivo en 1987. Pata Negra, el grupo más loco y creativo del flamenco, une con garra y mucha guasa los sonidos fronterizos que van desde Jimi Hendrix hasta Diego del Gastor, desde la rumba hasta el reggae, desde el blues a la bulería, ese invento que ellos llamaron blueslería. Ricardo Pachón, bendecido de nuevo por el duende, produjo Blues de la frontera, un disco que cuenta con temas legendarios escritos por Carlos Lencero como Yo me quedo en Sevilla, Camarón y Calle Betis. Rafael y Raimundo, aseguraba Camarón, hacían lo que todos andaban buscando: el flamenco rock gitano. Entre los muchos admiradores de Pata Negra estaban David Byrne y Frank Zappa. En 1989 los hermanos Amador dieron en Barcelona su último concierto juntos. Ahí se rompió la Pata.

Ray Heredia

Quien no corre, vuela. NM

Único disco de un genio con propuestas singulares del que se esperaba todo y que desapareció demasiado pronto. Cantaor, cantante, letrista, guitarrista y compositor sorprendente, Ray, que fue miembro fundador de Ketama, se embarcó en 1991 en su primera grabación en solitario. Con la producción de Teo Cardalda (Golpes Bajos y Cómplices), Ray interpreta diez temas que hoy se escuchan con la misma fuerza y frescura de entonces: Alegría de vivir, Cobarde, Lo bueno y lo malo, Súmamela bien, Su pelo... Murió a los pocos días de concluir Quien no corre, vuela, una pieza clave del nuevo flamenco y una de las grabaciones más influyentes de la historia del pop español. Ray tenía 28 años y sólo había tenido tiempo para dar un concierto de presentación en la madrileña sala Revólver. Quien no corre, vuela ha sido remasterizado a partir de las grabaciones originales.

Jorge Pardo y Chano Domínguez

10 de Paco. Nuevos Medios

El saxofonista Jorge Pardo y el pianista Chano Domínguez rinden homenaje a Paco de Lucía haciendo algo único que es flamenco y es jazz, y que en ningún momento sucumbe a la aventura flamenca de Miles Davis y Gil Evans (Sketches of Spain). Con la colaboración del contrabajista Javier Colina, el percusionista Tino di Geraldo y la voz de Chonchi Heredia, interpretan diez temas emblemáticos de Paco: Sólo quiero caminar, Río ancho, Almoraima... Y consiguen, integrando los ritmos y melodías jondas con el jazz, que lo ya oído suene nuevo y tan hermoso como el original. Este lenguaje, virtuoso, singular y apasionado, incentivado por el propio Paco de Lucía, protagoniza 10 de Paco, el mejor ejemplo de un flamenco jazz que ha dado a la música figuras como el bajista Carles Benavent, el percusionista Guillermo McGill o el teclista Tomás San Miguel, entre otras muchas.

Diego Carrasco

Mi ADN flamenco. Nuevos Medios

Conocido como el rey del compás, el jerezano Diego Carrasco es adorado por esas "locuras rítmicas" que son sus composiciones. Ha conseguido el más difícil todavía en el complicado mundo del flamenco: ser respetado tanto por los renovadores como por los puristas. Ha colaborado con Camarón, con Manolo Sanlúcar, con Enrique Morente... Sin alejarse del cante más puro de Jerez, Diego es capaz de recrear hasta canciones infantiles en compás de bulerías. Este álbum recoge su ADN flamenco, guasón y creativo, como compositor, cantaor y productor. Carrasco reúne a grandes del flamenco y del jazz para hacer un flamenco rítmico y surrealista, lleno de espontaneidad, alegría y frescura. Lo mismo versiona ¿Qué tal Dolly? o Ratones Coloraos que recrea en clave jerezana el trabalenguas más exitoso de los últimos años, Aserejé. Y todo sin perder un ápice de flamencura.

Miguel Poveda

Viento del Este. Nuevos Medios

Un joven cantaor excepcional que consigue transmitir con enorme fuerza tanto en directo como en sus discos. La carrera del catalán Miguel Poveda arrancó con éxito en el Festival Nacional del Cante de las Minas, en La Unión, Murcia, en 1993, y desde entonces ha mantenido una impresionante trayectoria ascendente marcada por el rigor, el trabajo y la sensibilidad. Viento del Este fue su primer trabajo individual y en él es patente la herencia de maestros como La Niña de los Peines, Mairena, Caracol y Camarón, el compás y buen hacer de la gente de Jerez, a quien tanto admira Poveda, y su frescura como cantaor. Nueve palos sabiamente elegidos y una voz que se duele con verdad y se quiebra sin romperse. Tradición y modernidad: Jerez, Triana y también Madrid. Porque así es Poveda: innovador y, al mismo tiempo, respetuoso con la tradición.

Mayte Martín

Querencia. Virgen

El segundo álbum de Mayte Martín, Querencia, fue considerado uno de los mejores discos de flamenco del año y fue nominado al Grammy Latino 2001 en su categoría. Talento, sensibilidad y un profundo conocimiento del flamenco definen a Mayte, que posee una hermosa voz con el don de transmitir y conmover. La artista barcelonesa ofrece en Querencia un repertorio de cante clásico con el que rinde homenaje a La Niña de los Peines, a El Pena, a Antonio Chacón y a Juan Valderrama, entre otros, con un exquisito acompañamiento de guitarras, violines, viola, cello y contrabajo. Cantaora larga, ortodoxa y creativa, Mayte ha repetido en distintas ocasiones que el flamenco es su origen, no su yugo. Así, también ha grabado boleros con Tete Montoliu, en Free boleros, y baladas, en Tiempo de amar, y en cada grabación ha dejado su sello elegante y conmovedor.

Son de la Frontera

Cal. Nuevos Medios

Descendientes y admiradores del enduendado guitarrista Diego del Gastor, los músicos de Son de la Frontera se han convertido en una de las apuestas más importantes del flamenco por su personalidad y su aire de antiguo verdadero. En Cal la guitarra de Paco de Amparo, el baile de Pepe Torres, el compás de Manuel Flores, el cante de Moi de Morón y el tres cubano de Raúl Rodríguez devuelven la vida a la música irresistible de Diego. "¡Qué reunión paisano / la guitarra de Morón / con su primo el tres cubano!". Las increíbles falsetas de Diego del Gastor, el eco armónico de los pies en el baile, el acento caribeño del tres y el cante crean sonoridades que hicieron exclamar al artista norteamericano Jackson Browne que Son de la Frontera era lo mejor que había escuchado desde hacía mucho tiempo. Cal fue nominado al Grammy Latino 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2007