Una exposición en Santiago repasa los 100 años del himno

Touriño lo describe como "la banda sonora de la lucha por la democracia"

Las celebraciones por el centenario del himno gallego, de cuya primera interpretación pública en La Habana se cumple hoy exactamente un siglo, comenzaron ayer en Santiago con la apertura de la exposición A Nosa Voz que repasa a través de diversos documentos y objetos la historia de la composición Eduardo Pondal y Pascual Veiga.

El acto, celebrado en la iglesia de San Domingos de Bonaval, contó con la presencia del titular del Ejecutivo gallego, Emilio Pérez Touriño, que estuvo acompañado por los conselleiros de Presidencia, José Luis Méndez Romeu, Traballo, Ricardo Varela y Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, y por el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras. El vicepresidente Anxo Quintana no estuvo presente pese a que estaban invitados todos los miembros del gabinete y a que el acto se adelantó en un día para facilitar la asistencia.

Entre el centenar de asistentes también se encontraba Isaac Díaz Pardo, presidente del Patronato del Museo do Pobo Galego, además del presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares.

Durante su discurso, Pérez Touriño destacó que el himno gallego es patrimonio de todos los gallegos y "no es una cuestión de ideologías ni de posiciones políticas ni de creencias". Además, aludió a su carácter de emblema de la singularidad cultural y de la personalidad histórica y política de Galicia y apuntó que la composición de Pondal y Veiga "forma parte de la banda sonora de la lucha por la democracia y por el autogobierno".

Durante el acto pudo escucharse la composición Rumor infinito, realizada por el autor Manuel Rodeiro como homenaje al himno. La interpretación de la pieza centenaria puso fin a un acto que sirvió de antesala a las numerosas celebraciones institucionales que se celebran desde hoy en toda Galicia para festejar los 100 años del himno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 19 de diciembre de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete