Reportaje:

Navidad con caballos y paseo en barca

Rus paga a los empleados de Imelsa una comida con regalo y entretenimiento

Una comida de Navidad de menú con copita y discurso del jefe es lo habitual en estas fechas, pero está muy visto. Al menos eso debe pensar el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, del PP, que ha decidido celebrar a lo grande la fiesta con los empleados de Imelsa. Que no falte de nada.

Según las invitaciones que estos días reciben los más de 600 trabajadores de la empresa provincial de "impulso económico local" -la mayoría brigadistas forestales-, la comida de Navidad del próximo día 20 será de lo más amena. Frente a la tradicional ida y venida de platos, se hará un "cóctel de pie" y para que nadie se aburra habrá una "exhibición de caballos", de una media hora, y a quien le apetezca le darán un paseo en barca. La cita navideña comenzará a las 12.30.

Los trabajadores de Imelsa serán agasajados en el complejo turístico Devesa Gardens de la carretera de El Saler, y no se irán con las manos vacías. La cita incluye "entrega de regalos", una botella de vino, según fuentes de Imelsa. Al cóctel asistirán Alfonso Rus "y el resto de diputados de la Corporación provincial", en teoría 30 además del presidente de la institución. El gerente de Imelsa, Marcos Benavent, defiende que "en más de 20 años no se había invitado a los brigadistas, solo a la gente de las oficinas, y ya era hora de incluirlos". Que desconecten unas horas y se diviertan. Además, según los cálculos de Benavent, aunque puedan reunirse al menos 400 personas, el cóctel "será más barato" que una comida de varios platos. Tampoco habrá cesta, como otros años. Para compensar. ¿El presupuesto del acontecimiento? Todavía se está cerrando.

La gestión de Imelsa fue objeto de polémica en septiembre al denunciar el portavoz socialista, Rafael Rubio, el despido de 50 trabajadores. Benavent ha emprendido una reestructuración que, según los socialistas, "bordea la ilegalidad" al decretar despidos improcedentes. En cualquier caso, debió optarse por una expediente de regulación de empleo, argumentaron los socialistas. Rafael Rubio también sugirió que los despidos se deben a ajustes de cuenta internos del PP, algo que niega el gerente. La empresa estaba "sobredimensionada", aseguran fuentes de Imelsa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50