Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Estudiantes, sí; clientes, no

Una plataforma lucha por mejorar la calidad de la enseñanza en Sevilla

Un temor recorre la Universidad de Sevilla. Decenas de profesores no están a gusto con su situación. El absentismo de los alumnos crece (muchas veces la relación profesor-alumno se canaliza a través de interminables ristras de correos electrónicos); las autoridades universitarias buscan más alumnos matriculados; la Selectividad es un hueco cada vez más grande que permite la entrada en la Universidad de muchos estudiantes mal preparados; el mercado empresarial parece determinar cada vez más las necesidades didácticas... Y ha habido una gota que ha colmado el vaso: una parte notable de los profesores ha mostrado su inquietud por el Plan para la Renovación de las Metodologías Docentes de la Universidad de Sevilla y por las consecuencias que traerá esta medida en los próximos cursos.

Un grupo de docentes universitarios ha creado la plataforma Profesores por el Conocimiento para expresar su preocupación por lo que ocurre en su ámbito laboral. Dos de sus promotores, Mercedes Comellas, profesora titular de Literatura Española en la Universidad de Sevilla, y Sergio Villalba, profesor titular de la Escuela Universitaria de Didáctica de la Expresión Plástica de la Universidad de Sevilla, señalan que "un centenar de profesores" se ha adherido a esta iniciativa.

Son profesores que, deseosos de mejorar la enseñanza en la Universidad, responden a la propuesta del Plan para la Renovación de las Metodologías Docentes. Temen que se infantilicen los estudios universitarios. Creen que se busca renunciar a conseguir objetivos que transformen la sociedad y suban el nivel intelectual de los estudiantes. La plataforma Profesores por el Conocimiento quiere que la Universidad aumente el nivel de exigencia, lo que puede hacerse reduciendo el número de alumnos por clase y reivindicando el esfuerzo, la investigación y la curiosidad intelectual. La plataforma no quiere que se cambien estudiantes por clientes en la Universidad.

"Todavía no hemos podido enviar nuestro manifiesto a muchos profesores porque el Rectorado eliminó las listas de distribución (una posibilidad de correo electrónico a todo el mundo)", explica Comellas. "El Rectorado tomó esta decisión con la excusa de que había muchos spams", precisa Villalba. "La plataforma surge a raíz de los proyectos de reforma con los que la Universidad de Sevilla ha intentado materializar la convergencia europea. Estos proyectos de reforma surgieron sin ser consensuados, sin plantearse las necesidades del profesorado... La plataforma pretende buscar un foro en el que los profesores expresemos nuestra protesta. El Plan para la Renovación de las Metodologías Docentes tiene unas características que no ayudan a la reforma de la docencia universitaria. Esa reforma no fue consensuada, no se consultó al profesorado sobre sus problemas", afirma Comellas.

"Se pretende una enseñanza personalizada cuando hay grupos de 120 alumnos en muchas facultades. Esa enseñanza tutorizada es posible con grupos de 10. Se pretende una mercantilización de la educación. En teoría, lo que el mercado pide es lo que la Universidad le tiene que dar. De esta manera, la Universidad pierde pensamiento crítico", relata Villalba. "El Plan para la Renovación de las Metodologías Docentes favorece el absentismo estudiantil", señala Comellas. "Defendemos una Universidad pública y un modelo que puede estar conectado con el mercado, pero que no tiene que depender de los criterios que le imponga el mercado", concluye Villalba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de diciembre de 2007