Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errazti se va sin referirse a los motivos de su marcha

La presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, se despidió de su cargo apostando por la "resistencia cívica y pacífica" para "hacer frente al intento permanente de bloqueo" de los "derechos democráticos" de los vascos y reclamando para su partido el mérito de la extensión de la doctrina soberanista. Sin embargo, en su discurso de balance ante el congreso evitó referirse a los motivos que le han llevado a no optar a la reelección.

En su último acto como presidenta, Errazti recibió el reconocimiento general de los 596 compromisarios, que le dedicaron una larga ovación puestos en pie. Posteriormente, comentó que se tomará un tiempo para "reflexionar" y descansar después de estar 13 años en la primera línea de la política vasca. Licenciada en Geografía e Historia, apuntó que tiene alguna "idea" sobre su futuro, pero no la quiso desvelarlo y dijo que seguirá en la actividad política "como militante de base". En el congreso participa como compromisaria por Pamplona.

La sucesora de Garaikoetxea al frente de EA recurrió a la figura de Gandhi en su discurso para defender su conocida propuesta de "desobediencia civil no violenta" y enarboló la consulta popular como "respuesta social" a "la actitud cerrada y negadora del PP y el PSOE" y como "instrumento clarificador y legitimador de la mayoría social vasca que defiende y reivindica su derecho a decidir". Errazti indicó que la celebración de la consulta fue una condición propuesta por EA en el pacto de gobierno con el PNV y que debe llevarse a cabo. Así mismo, reclamó para su partido la extensión en el mundo nacionalista de la idea del derecho a decidir y de la reivindicación de los derechos nacionales del pueblo vasco de forma firme pero pacífica.

Errazti concluyó afirmando que "una Euskadi independiente en Europa no sólo es un proyecto realizable, sino totalmente viable política, social y económicamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2007