Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Emprendedores

Turismo de banda ancha

El portal Toprural ofrece toda clase de información de casas rurales

El alojamiento rural es la rama turística que más depende de Internet", explica François Derbaix, fundador y presidente del portal de turismo rural Toprural. Derbaix trabajaba en una consultora en su país natal, Bélgica, cuando decidió mudarse a Madrid con su novia española, ahora esposa, Marta Esteve. Juntos pensaron que una buena opción era montar un portal de servicios en Internet, detectaron el potencial del turismo rural y lanzaron Toprural en 2000. El éxito del portal en España ha llevado al equipo a abrir en otros países y ahora quiere "pasar de ser una pequeña empresa española líder en su sector a una empresa europea", señala Derbaix.

A pesar de lanzarse en plena crisis de las puntocom, no dudaron en las ventajas de Internet. "En realidad fue una crisis de financiación pero no de usuarios", recalca Derbaix. "El tema de la financiación parecía tan difícil que ni siquiera buscamos inversores externos", explica. Entre amigos y familiares consiguieron reunir unos 100.000 euros. Derbaix se volcó en el proyecto mientras que Esteve trabajaba fuera "por una cuestión de equilibrio financiero", apunta Derbaix, quien se privó de sueldo durante dos años.

La facturación de la firma alcanzará 2,3 millones de euros a finales de este año, de los que el 82% corresponderá al mercado español

Toprural, que ya cuenta con un millón de visitas mensuales, ha entrado en los mercados de Andorra, Bélgica, Italia y Luxemburgo

La primera oficina

Junto al responsable de informática, el primer empleado de la empresa, Derbaix montó su oficina en el cuarto de su piso de la calle de la Madera, en el barrio madrileño de Malasaña. "Cuando pasamos a ser cuatro personas anexionamos el comedor, y cuando pasamos a seis teníamos la opción de ocupar también el salón o buscarnos un sitio propio", recuerda Derbaix. Tras un año en el piso, se buscaron su primera oficina, que ha ido cambiado a medida que la facturación y la plantilla crecían. Así llegaron a su sede actual de la Gran Vía de Madrid con casi 30 empleados, en su mayoría trilingües.

"La verdad es que fue todo muy rápido", recuerda Derbaix. En el primer año alcanzaron beneficios que fueron invirtiendo para seguir creciendo. Una de las claves del éxito fue, en opinión de Derbaix, la incorporación de opiniones de usuarios. "Ahora lo hacen todos los portales, pero en 2000 no era tan común", recalca. "Y las opiniones de los viajeros que han estado en los alojamientos añaden mucha credibilidad a la información".

Para atraer a los anunciantes, el portal les propone un periodo de prueba gratuita. Pasado el tiempo, tienen la opción de promocionarse con una cuota fija que varía de los 124 euros a los 900 anuales en función de su disposición en el portal. "No cobramos comisiones ni hacemos reservas", explica Derbaix. Simplemente ponen en contacto a la oferta con la demanda y enriquecen el portal con información, como la disponibilidad de las habitaciones y vídeos de los alojamientos.

Este año la empresa calcula que la facturación alcanzará los 2,3 millones de euros, de los cuales el 82% corresponde al mercado español. En España, donde el alojamiento rural crece a un ritmo anual del 15%, el portal dispone de 7.000 alojamientos, lo que supone el 55% de la oferta nacional, y el crecimiento de la facturación sigue fuerte, situándose en un 60%.

Mancha de aceite

Siguiendo un modelo de expansión "de mancha de aceite" o crecimiento por proximidad geográfica, el portal abrió página en 2003 en Portugal, un mercado mucho más pequeño, donde cuenta ya con más de 500 alojamientos y un crecimiento anual del 70%. Dos años más tarde dieron el salto al mercado francés, mucho más maduro pero ampliamente dominado por la asociación de Gîtes de France. El número de alojamientos en el país galo supera ya el de España, con 10.000 propiedades registradas, y la facturación está creciendo a un ritmo del 200%.

En su proyecto de expansión europea, el portal está ahora "pisando el acelerador", indica Derbaix. Toprural acaba de abrir en Bélgica, Italia, Luxemburgo y Andorra. Sumando la oferta de todos los países, el portal alcanza ya el millón y medio de visitas mensuales. Su objetivo es triplicar tanto esta cifra como la de alojamientos, lo que supondría una oferta de 50.000 casas rurales y más de cuatro millones de visitas por mes. Para lograrlo, al crecimiento de los mercados actuales se sumarán a partir de 2008 los de Holanda, Reino Unido, Alemania y Austria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2007