Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell aprueba el proyecto de ley de la universidad virtual

El Gobierno valenciano inyecta otros 94 millones a RTVV

El pleno del Consell aprobó ayer en Castellón el proyecto de ley de universidad virtual, bautizado como Valencian Internacional University (VIU), tras la decisión de los rectores de las universidades públicas de incorporarse finalmente a esta nueva entidad académica.

Con este proyecto, que ha sido revisado completamente desde su concepción inicial para lograr el apoyo de los rectores, se pretende crear una plataforma tecnológica de educación superior no presencial. O dicho de otra manera, una universidad por Internet que ofertará en un futuro 14 titulaciones y que tendrá su sede física en el campus de la Universitat Jaume I en Castellón hasta que disponga de sede propia.

La modificación esencial para sacar adelante el proyecto ha sido ceder a las pretensiones de los rectores. La nueva VIU no competirá con las universidades físicas, sino que servirá de plataforma para que estas puedan ofertar parte de su oferta virtual, más la que pueda generar la propia Valencian International University.

Camps y Fabra destinarán 4,5 millones a adecuar edificios de la Iglesia

Además de esta cuestión, el vicepresidente primero y consejero portavoz, Vicente Rambla, informó de la concesión de otro aval por importe de 94 millones de euros para evitar la quiebra de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV). Este aval es por la misma cantidad que el último formalizado el pasado verano.

Rambla explicó también que entre las decisiones del Consell se incluyó la licitación de un nuevo tramo de la variante ferroviaria de la línea 1 del TRAM de Alicante por importe de 36,3 millones de euros, que tendrá que estar acabado en un plazo de dos años.

El Ejecutivo presidido por Francisco Camps también aprobó los convenios con las diócesis de Segorbe y Tortosa para financiar el patrimonio eclesiástico de la provincia de Castellón. La Generalitat aportará cerca de 3,2 millones de euros y la Diputación de Castellón dará más de 1,3 millones a lo largo de tres anualidades.

Junto a estos convenios, el Consell acordó también transferir al Ayuntamiento de Valencia 300.000 euros para la rehabilitación del mercado central de Valencia, que financian la Corporación y el Gobierno central.

Rambla informó también de la voluntad del Consell de colaborar en la mejora de las infraestructuras del FIB de Benicàssim, con el objetivo de reforzar la proyección de esta ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2007