Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe pierde el 15% de viajeros después del caos de Cercanías

Hace ya una semana que el servicio de Cercanías ha recuperado la normalidad, pero los ciudadanos no acaban de fiarse. La línea C2 sur, que une Sant Vicenç de Calders y Sants, y la C10, que conecta Sants con el aeropuerto, han registrado una demanda de 89.954 viajeros diarios, el 15% menos de los que tenía en el mismo periodo del año anterior, cuando se contabilizaron 106.502 clientes al día.

Ambas líneas suspendieron el servicio el 20 de octubre a causa de un incidente en las obras del AVE a la altura de la estación de Bellvitge. El conteo de viajeros se realizó el pasado 4 de diciembre, tres días después del restablecimiento del servicio. Según la operadora, el mayor descenso de usuarios se ha producido en las poblaciones que cuentan con alternativas de transporte público para desplazarse directamente a Barcelona.

Sobre los datos de la línea C-7 de Cercanías, también afectada por las obras del AVE, Renfe no ha hecho estimaciones del número de usuarios por considerar que sobre todo usan esta línea estudiantes que van a la Universidad Autónoma y que por estas fechas muchos están de exámenes o de vacaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de diciembre de 2007