Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcaraz se desdice y optará a liderar la lista de IU al Congreso por Sevilla

La dirección impugna la asamblea en la que sus candidatos fueron apeados

Felipe Alcaraz, presidente ejecutivo del PCE, dio ayer su última pirueta: va a aceptar la petición acordada por unanimidad del Comité Central de los comunistas andaluces, controlado por él, para aspirar a liderar la lista de IU al Congreso por Sevilla.

El pasado lunes, el veterano dirigente comunista retiró su candidatura tras obtener sólo el 28% del apoyo de las bases, frente al 72% de Sebastián Martín Recio. Alcaraz justificó entonces su renuncia en que quería evitar "triquiñuelas de los aparatos" y en que no era "estético" que la asamblea andaluza de IU le designase directamente. "Se nota que es partidario de la estética del esperpento", comentó ayer la representante del sector crítico Concha Caballero.

La marcha atrás de Alcaraz hay que enmarcarla en la toma de posiciones en la pelea por el control de IU federal. "No aceptamos que [Gaspar] Llamazares [coordinador federal] y su dirección pretendan crear un grupo parlamentario dócil y de su cuerda, sino que sean las federaciones las que decidan. La situación es excepcional, debemos dar la batalla en defensa de la soberanía de IU" de Andalucía, afirmó el presidente ejecutivo del PCE a Europa Press.

Alcaraz aludió a lo ocurrido en Valencia, una de las circunscripciones donde la federación tiene posibilidad de sacar escaño. En esta provincia, el comité federal de garantías ha echado para atrás la designación del candidato, afín al PCE, al anular la asamblea en la que fue elegido, en la que se dejó fuera a un millar de dirigentes afines a Llamazares.

La asamblea andaluza quiere hacer la misma maniobra que le reprochan a la dirección federal con la asamblea de Sevilla en la que los militantes acordaron que sus candidatos sean Martín Recio, al Congreso, y Juan Manuel Sánchez Gordillo, el Parlamento de Andalucía.

Según Alcaraz, la asamblea de Sevilla está "impugnada". "El 20% de las asambleas de bases presentan unos resultados que no sabemos de dónde salen". Fuentes del sector crítico aseguraron que no hay constancia "oficial" de esta impugnación, que podría afectar a los delegados de IU de Sevilla en la asamblea andaluza de finales de la próxima semana en la que se aprobarán las candidaturas.

Concha Caballero aseguró que la decisión de Alcaraz de pelear por su designación, pese al abrumador rechazo de las bases, es "un espectáculo de falta de respeto a la democracia interna. Está liquidando a Izquierda Unida por la vía de los hechos".

Martínez Recio aseguró que si se impone a Alcaraz como aspirante al Congreso y a Diego Valderas al Parlamento (éste cosechó un 74% de voto de rechazo en Sevilla) se estará anulando "unas primarias democráticas para imponer una postura antidemocrática y autoritaria".

También advirtió que "en Sevilla, nadie hará campaña electoral por Diego Valderas o por Felipe Alcaraz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de diciembre de 2007