Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

A Sevilla y Osasuna les puede la falta de puntería

El equipo andaluz cosecha su primer empate en la Liga

Las dudas como local de Osasuna y las carencias como visitante del Sevilla se cruzaron ayer en un encuentro abierto, divertido y de ocasiones, lastradas por la carencia de puntería. Ambos equipos trataron, en este partido aplazado, de homenajear al fallecido Antonio Puerta, pero ninguno de los dos pudo regalarle una victoria, aunque ambos hicieron méritos para lograrla.

En un principio, Osasuna no dispuso demasiado tiempo del balón, pero sí que supo aprovecharlo, con el uso de las dos bandas y mucha verticalidad, aunque sin llegar a enchufar con soltura a Dady, muy poco asistido. Mientras, el mermado Sevilla afilaba el músculo de Koné y Keita, quienes junto a Luis Fabiano, chocaban con la organizada defensa osasunista. Fue por la banda derecha por donde los de Ziganda encontraron su filón. Juanfran, con su desenvoltura habitual, colocó el balón para que Plasil, ante la estatuaria presencia de Palop, colase la pelota a las mallas. El Sevilla, pese al dominio, sólo llegó con claridad con un cabezazo muy lejano de Koné, aunque consiguió neutralizar el varapalo gracias a Palop, que paró un penalti a Puñal.

OSASUNA 1 - SEVILLA 1

Osasuna: Ricardo; Azpilicueta, Cruchaga, M. Flaño, Monreal; Puñal; Font (Javi García, m. 90), Margairaz (Vela, m. 64), Juanfran, Plasil (Pandiani, m. 80); y Dady. No utilizados: Elía; Izquierdo, Viana y Portillo.

Sevilla: Palop; Martí, Mosquera, Fazio, Crespo; Mul (Duda, m. 45), Poulsen (Maresca, m. 67), Keita, Adriano (Navas, m. 30); Koné y Luis Fabiano. No utilizados: De Sanctis; Lolo, Renato y Juanjo.

Goles: 1-0. M. 18. Plasil. 1-1. M. 46. Navas.

Árbitro: Clos Gómez. Amonestó a Palop, Poulsen, Puñal y Azplicueta.

Unos 16.500 espectadores en el Reyno de Navarra. Partido correspondiente a la 2ª jornada de Liga, que se suspendió por la muerte de Antonio Puerta.

Pero los de Jiménez tenían un arma en el banquillo: Duda. El zurdo, cuyo puesto había ocupado hasta entonces el melifluo De Mul, supuso una auténtica revolución. Desde allí llegó el gol del empate, materializado con maestría por Navas, y también por esa ala aparecieron los mejores momentos de fútbol de los andaluces. Osasuna intentó la directa con pases largos y cabezazos de Cruchaga y Dady. El número de ocasiones caía a favor del Sevilla, pero no la puntería, por lo que ambos acabaron repartiéndose los puntos que no satisfacen a ninguno y que suponen el primer empate del Sevilla en Liga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de diciembre de 2007