Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Lester Ziffren, periodista

Fue el primero en informar fuera de España de que Franco se había sublevado contra el Gobierno de la República

Fue el primero en informar sobre el levantamiento del general Franco contra el Gobierno de la República. Así conoció el mundo la noticia de que en España la democracia estaba amenazada. Temeroso de la censura, Lester Ziffren se las ingenió con una frase cuya primera letra de cada palabra significaba: MELILLA FOREING LEGION (Melilla Legión Extranjera). Sus editores supieron en seguida de qué se trataba: había habido un levantamiento militar en España. Ziffren moría este mes en su cama de su piso neoyorquino. Tenía 101 años.

Cuando Ziffren llegó a la Península tres años antes de 1936 lo hizo convencido de aterrizar en un destino tranquilo, en el que pasar sus días bebiendo manzanilla y hablando de toros con Ernest Hemingway. La convulsa España de la época haría que no tuviera un minuto de descanso desde que tomó posesión de la oficina de United Press en Madrid. Ziffren siguió informando de cada paso que tomaba la guerra desde el levantamiento del 17 de julio en el que las tropas del Ejército al mando de Franco se rebelaron en Melilla. Se dice que su fuente fue un aristócrata.

El Gobierno de Madrid se trasladaba a Valencia y el reportero seguía mandando cables. Las tropas de Franco asediaban la capital de España con bombardeos diarios. Fue entonces cuando Ziffren supo por uno de sus contactos que el general sublevado quería tomar represalias contra él por haber burlado sucesivamente sus controles de inteligencia. Había llegado el momento de abandonar España y volver a casa. "Estaba cansado de ver muerte", confesó él mismo en su diario. Era el final de su carrera como periodista. Había cubierto más de siete revoluciones en América del Sur.

Nacido en Rock Island, Illinois, Ziffren trabajó en la Embajada estadounidense en Santiago de Chile durante la II Guerra Mundial junto a Claude Bowers, quien fuera representante de EE UU en España en los años treinta. De vuelta a Estados Unidos se instaló en California, donde conoció a su mujer, la hija de un agente de Hollywood, que le consiguió un trabajo como guionista en la 20th Century Fox. Dicen que las experiencias vividas las plasmó en algunas películas de la saga de Charlie Chan. De la compañía española de Hemingway pasó a la de Thomas Mann, vecino de Ziffren, quien solía cuidar de su perro cuando el autor de La Montaña Mágica se ausentaba. A la muerte de su suegro se hizo cargo de la agencia, pero el trabajo le disgustaba profundamente. "Creía que era lo más parecido a un mercado de esclavos" contó años más tarde su hija Didi.

A partir de entonces se dedicó a trabajar con el Departamento de Estado y a ejercer puestos en Colombia y Chile. Se retiraba en 1971. Lester Ziffren moría el pasado 12 de noviembre. Los periódicos estadounidenses recordaban estos días una carta que el reportero envió a sus atemorizados padres desde la España en guerra: "No podía dejar escapar esta historia por nada del mundo. ¿Para qué si no ser periodista?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 2007