Reportaje:13ª jornada de Liga

Forlán, por si acaso

El punta entra en la convocatoria del Atlético, que no gana y remata menos sin él

Las tres semanas que Diego Forlán ha estado lesionado le han sentado como un tiro al Atlético. En los dos partidos disputados en ausencia del charrúa, el cuadro de Javier Aguirre perdió con el Villarreal (3-4) y empató, sin goles y con fortuna, en Almería. "Ante el Athletic y el Levante también jugamos parecido y ganamos. El plan B consiste en meter la pelotita y salir enchufados", asume el técnico mexicano. En su última cita, el grupo del Manzanares se quedó sin marcar por primera vez en el campeonato.

Forlán es "vital" en los esquemas del Atlético, que recibe a un Valladolid envalentonado. El número de remates desciende a 13 por partido con el Kun Agüero y Maxi en la dupla atacante. Muy por debajo de las 23 ocasiones que sonrojaron a Osasuna. El Madrid concedió 21, una más que el Mallorca. "Bueno, pero eso no es significativo. Estamos muy contentos con Maxi; es un comodín que te vale casi para cualquier posición en el campo", explican en el club.

Pese a la polivalencia del capitán rojiblanco, de los 23 goles que suma el Atlético, 11 los han firmado Forlán y Agüero. "Sabes que van a sacar provecho del centro que les envíes", les elogia Simão. "Me siento muy cómodo a su lado", reconoce el mozo de Buenos Aires, autor de siete goles, uno más que en su debut la pasada temporada. La contundencia del dúo sólo la superan en España los sevillistas Kanouté y Luis Fabiano, con 15. "Forlán estará en el banquillo, por si se le necesita. Los médicos le han dado el alta, me dicen que está apto, pero el chico y yo decidimos que no será titular, porque pensamos que le podría quedar largo el partido y podría ser contraproducente. Pero si el partido se complica contaremos con él", estimó Aguirre después del entrenamiento a puerta cerrada en el Vicente Calderón.

Una vez más, Forlán demostró que es un jugador muy cauto. Si ante el Sevilla se retiró en el minuto 24, para minimizar los efectos de sus molestias musculares en el muslo izquierdo, tampoco quiso garantizar de antemano su concurso ante el grupo de Mendilibar. "No hay que apresurarse. Ya me he perdido partidos importantes y no vale la pena apurar. El calendario es muy exigente. Si no estoy contra el Valladolid, esperaremos al siguiente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50