Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Televisión

Shakespeare vuelve a la BBC

Sam Mendes, director de 'American beauty', producirá nuevas versiones del repertorio teatral del genial escritor

Dispuesta a seguir demostrando que los grandes clásicos pueden competir en la pequeña pantalla con los realities y concursos, la BBC va a producir nuevas versiones de todo el repertorio teatral de Shakespeare en un ambicioso proyecto cuyo coste estimado es de 140 millones de euros.

El británico Sam Mendes (director de la oscarizada American beauty) ha sido artífice de la idea de plasmar en televisión 37 obras a lo largo de los próximos 12 años.

El coste estimado del ambicioso proyecto es de 140 millones de euros

Además aspira a embarcar en la aventura a algunas de las principales estrellas del Reino Unido. Entre los nombres que baraja destaca en primer lugar su propia esposa, la actriz Kate Winslet, seguida de una lista de artistas famosos a ambos lados del Atlántico, como Judi Dench, Jude Law, Ian McKellen o Helen Mirren, inolvidable protagonista de La reina. Mendes se encargará de producir todas las piezas y dirigirá algunas, tal como explicó él mismo al Sunday Telegraph.

Un portavoz de la radiotelevisión pública británica ha confirmado la acogida del proyecto, si bien precisó que se halla "en su fase primigenia" y pendiente de cerrar un acuerdo con el gigante estadounidense HBO para su financiación. Ambos medios ya colaboraron en la superproducción Roma (Cuatro y Canal +).

La iniciativa está sobre la mesa de la BBC tres decenios después de que el ente público decidiera adaptar, por primera vez, las grandes obras shakespearianas en un hito televisivo que arrancó en 1978 con Romeo y Julieta. Durante los siete años siguientes, los telespectadores británicos pudieron reconocer en los personajes literarios destacados rostros de la escena y el celuloide, desde el Hamlet de Derek Jacobi (1980) o el Otelo de Anthony Hopkins (1981) hasta la romántica Imogene que encarnó la citada Mirren en Cymbeline. Algunos de ellos gozaban entonces de enorme popularidad, como el ex Monty Python John Cleese (Un pez llamado Wanda) en el papel de Petrucho de La fierecilla domada (1980).

Mendes pretende aglutinar ahora a otro elenco de ensueño en un proyecto que viene avalado por su prestigio como antiguo director de uno de los teatros más respetados de Londres, la Donmar Warehouse. La noticia ha sido bien recibida por el grueso de entusiastas del legado shakespeariano, aunque el sector más ortodoxo se mantiene a la defensiva. Con el dramaturgo Jonathan Millar a la cabeza, todavía recuerdan como un agravio una reciente serie de la BBC, Shakespeare Re-Told, que hace dos años adaptaba de forma muy libre Macbeth y otras famosas obras de la primera figura literaria del país entre la división de la crítica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 2007