Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Vacaciones de Sarkozy en Marruecos con una periodista

Justo antes de volar a Chad para "rescatar" a los periodistas franceses y a las azafatas españolas, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, cogió fuerzas en Marruecos desde donde despegó, el 4 de noviembre, rumbo a Yamena.

Disfrutó de sus primeras vacaciones, tras su separación matrimonial de Cécilia, en los alrededores de Marraquech, la ciudad imperial que había recorrido una semana antes con motivo de su primera visita de Estado a Marruecos.

Sarkozy, de 52 años, siguió así la tradición instaurada por su predecesor, Jacques Chirac, que elegía casi siempre el sur de Marruecos para descansar. El lugar donde Sarkozy pasó el puente de Todos los Santos fue desvelado, simultáneamente, por Bakchich.Info, una publicación satírica francesa sobre el Magreb, y el semanario sensacionalista marroquí Al Ousboue. El Elíseo no ha confirmado ni desmentido la información.

Al presidente no le acompañó ya Cécilia, pero estuvo rodeado de un puñado de amigos. Entre ellos destacan siempre empresarios y personas relacionadas con la prensa. Una de ellas era su consejera, Catherine Pégard, ex jefa de la sección política del semanario Le Point. En la comitiva presidencial figuraba también una célebre periodista en activo, conocida por sus entrevistas televisivas, pero Bakchich.Info la describe sin atreverse a dar el nombre de esta estrella mediática.

Casado o separado, Sarkozy ha tenido siempre cierta debilidad por las periodistas que siguen la política francesa. Durante su primera crisis matrimonial con Cécilia, en 2005, tuvo una relación sentimental con Anna Fulda, del diario Le Figaro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de noviembre de 2007