Reportaje:

Ferrari se pone en manos italianas

El británico Brawn se va a Honda y el francés Todt se aleja del equipo de F-1

La revolución estaba anunciada en Ferrari, pero Luca de Montezemolo, el dueño, debía decidir hacia qué lado desnivelaba la balanza. Al final, su decisión se produjo de forma fulminante en el momento en que supo ayer que su ex ingeniero Ross Brawn acababa de fichar como director general de Honda.

Era la señal que esperaba para determinar que la batalla entre los foráneos y los italianos la habían ganado los de casa. Tras más de una década bajo la égida del francés Jean Todt y el predominio de los ingenieros británicos Brawn y Rory Byrne, Ferrari volverá a tener una cúpula italiana: Stefano Domenicali sustituirá a Todt y ocupará la dirección general, Mario Almondo será el director de operaciones, Aldo Costa el director técnico y el francés Gilles Simon permanecerá como director de motores.

Red Bull ya no podrá contar con Brawn y ve así más difícil el fichaje de Alonso
Más información

Todt, de 61 años, no tendrá influencia en la escudería y pasará a ocupar el cargo para el que ya fue nombrado a finales de 2006, el de administrador delegado. Es un salto hacia arriba, pero tal vez no el más deseado por el propio Todt, que paga las indiscreciones, o traiciones, de Nigel Stepney en el caso del espionaje de McLaren Mercedes a Ferrari. La cúpula de la escudería italiana cuestionó los métodos de Todt para garantizar la seguridad porque no entendía cómo tal cúmulo de información -planos y un dossier de 780 páginas- cayó en manos de McLaren sin que el equipo lo hubiera descubierto.

La decisión de Brawn de fichar por Honda viene probablemente determinada por el ambiente adverso que estaba afrontando Todt en Maranello. "El hecho de que Ferrari no esté en crisis hacía menos atractiva mi incorporación al equipo", indicó Brawn con cierta ironía; "lo hicieron bien y seguirán haciéndolo. Mi reto es ganarles a ellos".

A pesar del año sabático de Brawn y del adiós de Byrne, Ferrari consiguió esta temporada los títulos de constructores y de pilotos. Y, al final, no importó que fuera porque McLaren fuese descalificada y por los dos errores finales de Lewis Hamilton, que ofrecieron en bandeja el título a Kimi Raikkonen. "Los doce meses que he estado fuera de la F-1 me han servido para descubrir lo mucho que me gusta todo esto", afirmó Brawn; "eché en falta las carreras, el deporte, el trabajo en equipo, todo". Su entrada en Honda cierra también las especulaciones de un posible fichaje por Red Bull, que podía ser uno de los condicionantes puestos por Fernando Alonso para incorporarse a este equipo en 2008.

Brawn, de 52 años, es la última pieza del nuevo esquema técnico de la escudería japonesa, que ha cambiado a los responsables de todos sus departamentos. El ingeniero británico, que participó activamente en los cinco títulos mundiales consecutivos que Michael Schumacher logró con Ferrari entre 2000 y 2004, colaborará estrechamente con su compatriota Nick Fry, que ocupará el cargo de director ejecutivo. "La llegada de Brawn es la mejor noticia que he tenido en muchos años", afirmó Jenson Button, el primer piloto de Honda.

Ross Brawn (a la izquierda) y Jean Todt, durante un gran premio en 2003.
Ross Brawn (a la izquierda) y Jean Todt, durante un gran premio en 2003.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción