Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consorcio de las comarcas centrales, en punto muerto

El Consorcio de las Comarcas Centrales Valencianas, creado en 1999 por responsables políticos, empresariales y sindicatos de 7 comarcas del sur de la provincia de Valencia y norte de Alicante, se encuentra en un impasse. No hay reuniones, tampoco los Ayuntamientos aportan el dinero previsto y ni siquiera han nombrado representantes.

El proyecto, que en el año 2000 llegó a contar con el apoyo económico de la Unión Europea, del Programa Concercost, para impulsar la promoción socioeconómica y la ordenación del territorio, está en punto muerto, según han confirmado varios de sus miembros. El Consorcio de las Comarcas Centrales Valencianas lleva sin actividad ni los ingresos que aportaban los ayuntamientos de las siete comarcas implicadas durante más de una legislatura.

El impago de las cuotas de los ayuntamientos al proyecto ha generado una deuda que supera el medio millón de euros. La Junta General de la entidad tampoco se reúne desde junio de 2004 y desde las últimas elecciones municipales los ayuntamientos no se han molestado en designar a sus representantes. Lluis Torró, diputado de EU, culpó de esta situación a "la falta de interés del PP por este proyecto" y señaló directamente al alcalde de Xàtiva, Alfonso Rus, presidente del consorcio, al que acusó de "haberlo utilizado para su beneficio político".

Trabas al proyecto

En esta línea se pronunció quien todavía figura como vicepresidente del Consorcio, el ex alcalde de Cocentaina, Josep Marset, del PSPV. Marset reconoció que "los políticos, a diferencia de los empresarios y los sindicatos, no han creído nunca en este proyecto", para potenciar socioeconómicamente esta área. Coincidió con Torró en que "es el PP el que más trabas ha planteado al buen funcionamiento del consorcio". Añadió que la designación de Rus como presidente de la Diputación de Valencia ha sido la gota que ha colmado el vaso.

La última acción del consorcio se produjo en julio de 2004, cuando el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se comprometió a impulsar la iniciativa creada para la ordenación territorial. Desde entonces y transcurrida una legislatura el Consorcio ha ido cayendo en el olvido. El portavoz de EU-L'Entesa anunció que su grupo luchará los próximos meses por recuperar el consorcio y en caso de disolución utilizará sus propuestas en las Cortes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de noviembre de 2007