Reportaje:

La resurrección del coche eléctrico

En el documental Quién mató al coche eléctrico (Sony Pictures, 2006), su director, Chris Paine -un realizador casi tan combativo con el Gobierno estadounidense como Michael Moore-, acusaba a la Administración de Bush, a las petroleras y a los fabricantes de automóviles de haber querido proteger su negocio saboteando las posibilidades comerciales de los coches eléctricos en general y del EV-1 en particular, un modelo presentado por General Motors en 1996 y retirado poco después. Para Paine, las razones del asesinato se esconden en los intereses políticos y económicos que rodean el comercio del petróleo y el mercado del automóvil.

De forma paralela a esta visión, hay un hecho que ha limitado desde hace décadas la viabilidad de los modelos eléctricos: su decepcionante rendimiento frente a los automóviles convencionales con motor de gasolina o diésel. El EV-1, por ejemplo, tenía una autonomía muy correcta de 200 kilómetros, pero, a pesar de ser un cupé biplaza más pequeño, ligero y espartano que la mayoría de los modelos de entonces, sólo alcanzaba 130 km/h. y tardaba 12 horas en recargar sus baterías con enchufes domésticos.

Variedad de propuestas

En la actualidad hay coches eléctricos que dejan obsoleto al EV-1. El cupé Mitsubishi i-Miev Sport es uno de ellos. No aporta grandes progresos en autonomía (ronda también los 200 kilómetros), pero es un modelo mucho más completo que incluye cuatro plazas y todos los sistemas y comodidades de los automóviles modernos. Además alcanza 180 km/h. y se recarga en ocho horas, cuatro menos que el EV-1. Este vehículo es todavía un prototipo, aunque muy avanzado, y podría comercializarse en Europa hacia 2010.

Nissan estudia también lanzar un utilitario eléctrico en Europa en unos tres años. El prototipo Mixim, que anuncia un radio de acción de 250 kilómetros, adelanta su futura propuesta. Subaru podría sumarse a la oferta con el coche-concepto G4e, que supone la evolución moderna del R1 eléctrico, un coche urbano que ya circula en Japón. Y hay que destacar también al Tesla Roadster, ya a la venta, el fórmula 1 de los eléctricos y una de las propuestas más espectaculares: supera los 200 km/h. y recorre casi 400 kilómetros sin recargas. El Smart Fortwo eléctrico es otra alternativa ya disponible, aunque por el momento sólo en el Reino Unido y bajo régimen de alquiler. La marca está verificando su aceptación y podría ampliar la oferta a corto plazo.

De las baterías de níquel al litio

A pesar de las mejoras, la revolución de los coches eléctricos está todavía por llegar, aunque se ha empezado a vislumbrar en los últimos tres años. El gran avance se debe a las baterías de litio (similares a las de los móviles), que resultan más eficientes que las de níquel utilizadas ahora. Según datos de Nissan, proporcionan el doble de potencia con la mitad de tamaño. A las mejoras contribuyen también los nuevos motores eléctricos -cada vez más pequeños, ligeros y eficientes en el aprovechamiento de la energía- y, en general, todas las soluciones adicionales que reducen el peso del vehículo y afinan su aerodinámica y rendimiento mecánico.

El Mitsubishi i-Miev Sport recoge algunos detalles ingeniosos que mejoran su eficiencia. Aparte de recuperar la energía al frenar para cargar las baterías (como los híbridos), lleva dos ventiladores en el frontal -uno a cada lado de donde iría la matrícula- que se mueven con el aire y funcionan como generadores eléctricos extras. También integra placas solares en el techo, que permiten almacenar la radiación del sol y aprovechar esta energía para hacer funcionar el aire acondicionado, un aspecto importante porque es uno de los accesorios que más consumen. Y cuenta también con dos tomas de recarga diferentes: una para enchufes domésticos y otra de alta potencia que carga las baterías al 80% en sólo 35 minutos.

Los coches eléctricos no contaminan, pero plantean todavía interrogantes. El principal es el balance ecológico final: las emisiones que ahorran podrían no compensar si la mayor demanda de electricidad que provocan no se atiende con energías renovables y se cubre elevando la producción de las actuales centrales.

Las baterías de litio requieren también atención, porque al juntar muchas unidades pueden presentar ligeros problemas de calentamiento. Hoy se trabaja para garantizar su estabilidad térmica y poder aplicarlas así sin inconvenientes en modelos de serie.

El prototipo Mitsubishi i-Miev Sport, un cupé de 3,4 metros y cuatro plazas, es uno de los mejores exponentes de los nuevos eléctricos: 180 kmh. y 200 kilómetros de autonomía.
El prototipo Mitsubishi i-Miev Sport, un cupé de 3,4 metros y cuatro plazas, es uno de los mejores exponentes de los nuevos eléctricos: 180 kmh. y 200 kilómetros de autonomía.

CINCO PROPUESTAS DE ÚLTIMA GENERACIÓN

TESLA ROADSTER

El fórmula 1 de los coches eléctricos. Un biplaza deportivo con un rendimiento impactante: acelera de 0 a 100 km/h. en 3,9 segundos, alcanza 201 km/h. y tiene una autonomía de 395 kilómetros. El motor rinde 250 CV y las baterías se recargan en 3,5 horas. Cuesta unos 100.000 dólares

SUBARU G4E

Tiene un motor de 90 CV, puede recorrer 200 kilómetros y se recarga en ocho horas. Es la evolución moderna del Subaru R1 eléctrico que se vende en Japón, y podría llegar a Europa a medio plazo. Incluye cinco plazas, algo inusual en coches eléctricos de su tamaño (3,9 metros).

NISSAN MIXIM

Este prototipo anticipa el utilitario eléctrico que Nissan espera lanzar en Europa hacia 2010. Con un tamaño similar al del actual Micra, incluye dos motores eléctricos, uno por eje, y dispone de tracción 4×4. Ofrece buenas prestaciones, con 135 CV y 250 kilómetros de autonomía

SMART FORTWO

Desde finales de 2006, Smart ofrece modelos Fortwo eléctricos en el Reino Unido para valorar su aceptación. No se venden, sino que se alquilan a largo plazo (tres años). Tienen 41 CV, llegan a 120 km/h., pueden recorrer 110 kilómetros y se recargan en ocho horas

BOLLORÉ BLUECAR

Otro prototipo interesante. Un coche de ciudad de 3,05 metros con una mecánica eléctrica avanzada. Alcanza 125 km/h., tiene 250 kilómetros de autonomía y se recarga en sólo seis horas. En su diseño ha participado Renault y, de salir a la venta, costaría unos 20.000 euros

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS