Reportaje:Agenda

Ante el Egipto Faraónico

"Ante nuestros ojos se despliega una vistosa selección de piezas procedentes de los fondos del Museo Arqueológico Nacional. Paseamos entre estatuas, relieves, sarcófagos y destaca la sección dedicada a las costumbres y prácticas funerarias, con una preciosa colección de cuatro vasos canopos, en los que los antiguos egipcios depositaban parte de las vísceras y órganos que eran extraídos del cuerpo durante el proceso de momificación.

Admiramos una estela de falsa puerta, por la que se suponía que el difunto traspasaba el umbral que separa el mundo de los muertos del de los vivos. Nos llama la atención una estatua-cubo muy bien conservada que representa a un noble y que preside una vitrina acompañada de bustos e imágenes de reyes. Más adelante encontramos una serie de piezas que proceden de regiones que pertenecían al contexto histórico y geográfico con el que Egipto se relacionó: Nubia (actual Sudán), Mesopotamia y Siria-Palestina. Nos detenemos en los textos cuneiformes, procedentes de lugares tan remotos como Ur o Persépolis y evocamos lo que esas culturas significaron como madres de la civilización occidental".

En la sala de exposiciones de Cajasol (c/ Imagen) de Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de noviembre de 2007.