Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alsina fue asesinado por su cuñado, que le debía dinero

Los Mossos d'Esquadra han dado por resuelto el asesinato del empresario catalán Joan Alsina: le mató su cuñado. Delio Fernando F. P., de 39 años y origen colombiano, era el hermano menor de la esposa de Alsina. Según los investigadores, éste había contraído una importante deuda con el empresario, que no pudo afrontar. Ambos quedaron para discutir la cuestión en el domicilio familiar, en Sant Cugat del Vallès. La conversación subió de tono hasta que el cuñado asestó a Alsina una profunda puñalada en el cuello.

El crimen, cometido la noche de fin de año de 2006, creó una gran conmoción. Nueve meses después, el presunto asesino sabía que los Mossos habían reunido pruebas suficientes como para acusarle y, siempre según la versión oficial, decidió suicidarse. Y eligió para hacerlo una forma que es, como poco, rara: estrelló su moto contra un camión en una carretera del Maresme, avanzó ayer La Vanguardia. No fue un accidente fortuito, según la policía. Como el único supuesto culpable está muerto, el caso se da por finiquitado.

Alsina, de 51 años, pilotaba junto a sus hermanos la importante empresa Encofrados Alsina. Su hija encontró el cadáver, al pie de la escalera, el mediodía del 1 de enero. Los Mossos descartaron la hipótesis del robo desde el comienzo, ya que la puerta no había sido forzada y la viuda, Marta Cecilia F. P., comprobó que no faltaba nada de valor en la casa. Eso, a pesar de que el asesino había revuelto algunas habitaciones, seguramente con la intención de hacer pensar que se trataba de un robo.

El abogado de la familia, Javier Melero, aseguró ayer que podría pedir que se abran nuevas vías de investigación si no se acredita la participación del cuñado en el crimen. En su opinión, la vida personal de Delio Fernández no hacía prever una voluntad suicida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de noviembre de 2007