Un hombre finge que ha sido secuestrado para timar a sus padres

La policía detuvo el pasado domingo a un hombre que simuló su propio secuestro para obtener 16.000 euros de sus padres como pago por su liberación. Otras tres personas fueron detenidas durante la misma operación.

Todo comenzó el pasado viernes, cuando los padres de Jorge C., de 29 años y vecino de Móstoles, recibieron una llamada en la que unos comunicantes anónimos les informaban de que su hijo estaba secuestrado a causa del impago de unas supuestas deudas por drogas. Además, pedían un rescate de 16.000 euros en efectivo.

Los padres alertaron a la policía, que se hizo cargo del caso y organizó un encuentro con los presuntos secuestradores, al que acudió un amigo de la familia para entregar el dinero. Pero nadie se presentó a la cita.

Las pesquisas policiales llevaron a un hotel de la vecina localidad de Navalcarnero. Allí, según pudo comprobar la policía, estaba alojado Jorge. Sin embargo, lejos de estar retenido, entraba y salía de la habitación sin problemas.

Tras comprobar que no se trataba de un secuestro, funcionarios de la Policía Judicial de la comisaría de Móstoles detuvieron a Jorge, a quien acusaron de simular que había sido retenido por unos acreedores con el fin de obtener un rescate.

Horas más tarde, los agentes recibían la noticia de que los compinches del falso secuestrado habían vuelto al hotel, donde fueron detenidos.

Los arrestados, además del propio Jorge, son dos hombres: Daniel C. M., de 24 años, y Jairo P. P., de 18, así como una mujer, Jessica E. M., de 21 años. Todos ellos están acusados de simulación de delito.

La policía anunció ayer que no ha cerrado aún las diligencias, puesto que podría haber implicadas más personas en los hechos.

Justo C., el padre de la falsa víctima de secuestro y que padeció el engaño, aseguró ayer que tanto él como su mujer se habían llevado "el susto de su vida". "Lo hemos pasado muy mal, la verdad", explicó. Los progenitores aseguraron sentirse "sorprendidos" por los acontecimientos, sobre cuyos pormenores declinaron entrar en detalles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de noviembre de 2007.