Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los estudiantes y sus pesadas mochilas

Como profesor de Secundaria, hace años que observo la desproporcionada carga que transportan mis alumnos a diario. Llevar la mochila en un carrito con ruedas no está de moda, ni tampoco es recomendable para la espalda, según los médicos. Así que, como nuevos Sísifos, los jóvenes llevan encima diariamente todo el programa de seis de sus asignaturas, de las cuales ningún día concreto verán por asignatura más de dos, tres o cuatro páginas a lo sumo. ¿No podrían aportar las editoriales un sistema más imaginativo que permitiese llevar en un solo archivador todo lo que van a estudiar los alumnos a diario?

Se me ocurre que las unidades podrían ser muy bien separatas con cuatro agujeros. Los profesores tendríamos que pedirles que trajesen un archivador con la unidad que se estuviera estudiando -cabrían todas en uno solo-.

En lugar de exigir un cuaderno por asignatura, podríamos permitirles traer -como muchos les recomendamos que hagan desde hace años- un archivador de hojas sueltas. Con este sistema, los alumnos transportarían tan sólo dos archivadores, en lugar de seis pesados libros y seis cuadernos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de noviembre de 2007