Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viuda de Pavarotti rompe su silencio

Nicoletta mantovani desmiente en televisión que existan problemas con la herencia del tenor

Nicoletta Mantovani, viuda del tenor Luciano Pavarotti, rompió su silencio el sábado por la noche en un programa de la televisión italiana para acallar los acerca de la herencia del cantante. En la entrevista, Mantovani aseguró que entre ella y las hijas mayores del tenor "no hay ningún desacuerdo". "Pido disculpas al público por decidir comparecer en televisión para hablar de asuntos personales", empezó Mantovani. "Es algo poco agradable, pero lo hice por respeto a Luciano y Alice, nuestra hija. Porque si me insultan a mí, no pasa nada, estoy aquí para defenderme, pero Luciano no lo puede hacer y Alice tampoco, porque es una niña de cuatro años y medio", explicó.

Contestando también a las preguntas más delicadas, Mantovani aseguró que su marido estaba perfectamente consciente, tanto en al redactar su primer testamento, como en las modificaciones posteriores. "Se habló mucho del trust estadounidense (sistema con el que Pavarotti vinculó sus bienes de Nueva York a Mantovani), pero yo creo que con ello Luciano sólo quiso indicar que la casa de Nueva York está destinada a mí, no como valor, sino como casa, ya que vivimos ahí momentos maravillosos". Añadió que "con las hijas de Luciano no hay ningún problema, no tenemos que lograr un acuerdo, el acuerdo ya está". Mantovani confirmó con estas palabras su enfermedad: "No hay que avergonzarse de tener esclerosis múltiple", dijo. "Supe que estaba enferma hace 13 años. Llevábamos juntos seis meses. (...) Luciano siempre estuvo a mi lado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de octubre de 2007